Inicia operativo de Profeco en la Camionera

Para apoyar a los usuarios que viajan durante este periodo vacacional, la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor inició operativo con un módulo permanente de atención en la Central Camionera, con el objetivo de evitar que se puedan violentar los derechos del consumidor o que se presente alguna anomalía respecto al viaje, indicó la titular de la dependencia Esmeralda Gallegos.

Señaló que se les brinda tranquilidad a los visitantes y a los propios duranguenses, al instalar el módulo con personal para dar atención directa al público. Recordó que en cada periodo vacacional se han logrado conciliaciones al momento sin tener que llegar a una queja, pues primero se busca resolver el problema que afecta al usuario.

Entre las principales quejas que se presentan ante Profeco en la Camionera están que no se les respeta la compra del boleto fuera de las taquillas, como en puntos de venta o vía internet, o cualquier alternativa que por error del sistema no les arroja el comprobante electrónico, entonces se interviene para hacer válida la compra.

Otra de las cuestiones que expresó es que se debe respetar el uso de credenciales de descuento en temporada vacacional, pues en ocasiones no se hace a los estudiantes, maestros o personas de la tercera edad.

En menor proporción se da la pérdida de equipaje, los casos que se han presentado el personal de la dependencia los ha resuelto de manera favorable. El personal se encontrará por las mañanas y tardes con una persona de atención a los servicios, y un verificador con rondines por las instalaciones.

Sobre el operativo que se realiza cada fin de semana, informó que de 16 establecimientos, en 6 se detectó alguna infracción a la ley. Entre ellos se encuentra un negocio de tacos por condicionar la venta al público al no aceptar billetes de 500 y mil pesos. Se sancionó a un lote de consignaciones por no tener registro o nombre comercial, por lo que no ofrece garantías al consumidor.

Fueron 2 fruterías sancionadas por no tener sus básculas calibradas correctamente, más otras tiendas que son de una cadena comercial, igual por no tener los hologramas correspondientes a este año que indica la calibración.

Por presentar publicidad engañosa con ofertas al público una conocida tienda de llantas y rines se encuentra en proceso administrativo, pues al momento de hacer valer la promoción se les informaba que aplicaba “términos y condiciones”, sin aclarar de qué condiciones estaban hablando.