Inician exequias del expresidente Flores mientras definen rumbo del juicio

 Salvador, 31 ene (EFE).- Las exequias del expresidente salvadoreño Francisco Flores, fallecido el sábado después de estar 6 días en coma clínico, iniciaron hoy en una funeraria de Antiguo Cuscatlán (suroeste), mientras la familia espera la decisión de un tribunal de si se inicia un proceso civil por presunta corrupción.


Flores, acusado de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia a terceros, fue internado en el Hospital de la Mujer de San Salvador el pasado domingo, tras sufrir un accidente vascular, que le produjo un daño neurológico irreversible, que le causó la muerte.

A juicio de la defensa del expresidente y de la querella, a pesar de la muerte de Francisco Flores, de 56 años, el Tribunal Quinto de Sentencia debe resolver si existe responsabilidad civil.

“La ley establece que cuando una persona que está siendo procesada muere, el proceso penal concluye, pero no su responsabilidad, y es obligación del tribunal resolver la situación, con base en pruebas y el mismo juicio”, explicó el defensor Edgar Morales Joya a Efe.

Este viernes, Ramón Villalta, director ejecutivo de una de las organizaciones con representación en la querella, explicó en conferencia de prensa que con la muerte de Flores el proceso legal concluye, pero no su obligación civil por los cargos de corrupción que pesaban en su contra.

“La responsabilidad civil tendrá que ser determinada” y “en caso de existir, tendrá que seguirse un procedimiento para la recuperación, por parte del Estado, de esos bienes”, explicó Villalta.

El exmandatario, que ostentó el poder entre 1999 y 2004 bajo la bandera de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), era acusado de apropiarse de 5 millones de dólares y desviar otros 10 millones a una cuenta de ARENA provenientes de donaciones taiwanesas.

Los fondos supuestamente malversados por el exjefe de Estado tenían como destino programas de reconstrucción y atención a víctimas de dos terremotos que asolaron a El Salvador en enero y febrero del año 2001.

A los servicios fúnebres, iniciados aproximadamente a las 11.00 hora local (17.00 GMT) en la funeraria Montelena en la localidad de Antiguo Cuscatlán, asistieron familiares y amigos del exmandatario, según confirmó a la prensa el alcalde de Ayutuxtepeque (norte), Alejandro Nóchez.

El cuerpo del exjefe de Estado fue trasladado la madrugada de hoy bajo un fuerte dispositivo de seguridad al recinto fúnebre, donde permanecerá hasta este lunes, cuando se realizará un acto religioso en la Basílica de la Ceiba de Guadalupe en torno a las 10.00 hora local (16.00 GMT) y posteriormente será cremado.

Durante el servicio fúnebre, el expresidente de la República y de la Asamblea Legislativa no recibirá los honores de Estado que le corresponden según la legislación salvadoreña a petición de la familia.

“Le corresponden los honores de Estado, pero es el deseo de la familia realizar sus exequias fúnebres de la forma modesta que caracterizó a Paco (Francisco) en vida”, señaló la viuda del expresidente, Lourdes de Flores, este domingo en un conferencia de prensa.

El Gobierno, la Asamblea Legislativa, la Procuraduría de Derechos Humanos y diferentes representantes del partido ARENA han lamentado el deceso de Flores y se han solidarizado con la familia.

“Nuestras condolencias a la familia del expresidente Francisco Flores por su fallecimiento”, publicó el gobernante salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, en su cuenta oficial de Twitter.

Flores es el primer presidente de la historia democrática de El Salvador en ser procesado penalmente por delitos de corrupción.

Francisco Flores se entregó a la Justicia salvadoreña el 5 de septiembre de 2014, tras estar prófugo durante cuatro meses, y permanecía en arresto domiciliario desde el pasado 21 de enero luego de que la Cámara Primero de lo Penal le restituyera este beneficio que había sido anulado en noviembre de 2015 en la etapa de instrucción.(1) EFE