Inicio > Noticias > Local > Insabi, el “Frankenstein” del sector salud

Insabi, el “Frankenstein” del sector salud

La creación del Instituto de Salud y Bienestar  por parte del Gobierno Federal se ha convertido en un verdadero Frankenstein a todas luces, tanto política como públicamente, pues además de que no saben cómo operarlo, afectan a las clases más necesitadas pues les retiran apoyos para atender enfermedades degenerativas, que representan un costo muy elevado, señaló el diputado local José Antonio Ochoa.

El legislador puntualizó que con este instituto “están ofendiendo  y apuñalando a las clases más necesitadas, pues hay dos casos de ello: En enfermedades degenerativas que crean un costo muy grave en el patrimonio de las familias de quienes las padecen, como cáncer y diabetes, donde cuando se necesita el trasplante de un órgano, ya no se apoyará a los ciudadanos”, dijo textualmente.

Manifestó que tampoco se contará con apoyo para tratar el cáncer, lo cual constituye un diagnóstico claro de que al Gobierno Federal no le interesa la salud de los mexicanos ni de los duranguenses, sin considerar que Durango es uno de los estados que tiene mayor incidencia de cáncer y diabetes; dijo que muchas familias tienen al menos un integrante o un conocido con diabetes, por lo cual la mayoría de las personas saben de los sufrimientos, gastos y costos que implican estas enfermedades.

Consideró lamentable que el Presidente de la República no vea por sus gobernados, por la gente que más necesita y que ahora, además, se quiera apropiar la infraestructura hospitalaria que es patrimonio de los duranguenses,  “nos ha costado décadas a muchos duranguenses crear y acumular esta infraestructura en hospitales y Centros de Salud, para que ahora quiera apropiarse de ellos, esto es lamentable, cuando ni siquiera pone un peso para apoyar a los gobernadores, los deja a su suerte, a ver cómo resuelven”.

El diputado Ochoa recordó que Durango ya es el estado más pobre del país, es de los que tienen el presupuesto más bajo en proporción a su población y territorio, por lo cual constituye otra puñalada para el estado, por lo cual parece que el presidente está enojado con la entidad, pues en vez de dar apoyo, no aporta nada en sus visitas sin importar cuántas veces venga, pues solamente viene a quitarle más cosas, ya retiró un proyecto millonario que beneficiaría a las clases más necesitadas como el metrobús en La Laguna y ahora también quiere quitar los hospitales.

%d bloggers like this: