Instan a Kerry a reclamar respeto a los derechos humanos en Laos y Camboya

Instan-Kerry-reclamar-Laos-Camboya_EDIIMA20160124_0021_4Bangkok, 24 ene (EFE).- Activistas y parlamentarios pidieron hoy al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que reclame el respeto a los derechos humanos en Laos y Camboya durante la visita que hará esta semana en estos dos países asiáticos.


Kerry llegará el lunes a Vientiane, donde se entrevistará con el primer ministro laosiano, Thongsing Thammavong, y el martes viajará a Phnom Penh, donde se reunirá con el primer ministro camboyano, Hun Sen.

En la agenda, además del refuerzo de las relaciones bilaterales, el secretario de Estado abordará con ambos mandatarios la cumbre especial entre EE.UU. y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) que tendrá lugar el 15 y 16 de febrero en Sunnylands, California.

Laos ostenta este año la presidencia rotatoria de ASEAN, organización de la que también forman parte Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Parlamentarios de ASEAN por los Derechos Humanos (APHR, en inglés) urgieron a Kerry a mostrar su preocupación por la situación de los derechos humanos y la democracia en estos dos países, y a exigir compromisos a los dos mandatarios.

“El secretario Kerry debe dejar claro que EE.UU. ve el respeto a los derechos humanos como un componente central de las relaciones bilaterales, inseparable del comercio y la seguridad”, expresó el presidente de APHR, Charles Santiago, en un comunicado.

En Laos, país gobernado por un régimen comunista que persigue sin concesiones cualquier muestra de oposición, APHR instó a Kerry a pedir explicaciones por la desaparición del activista Sombath Somphon, visto por última vez en un control policial en diciembre de 2012.

También pidieron a Kerry que plantee la persecución que padecen activistas y diputados de la oposición en Camboya, después de que Hun Sen, en el poder desde 1985, renovara el cargo tras ganar en 2013 unas elecciones entre múltiples denuncias de fraude.

Mientras, cinco organizaciones de defensa de los derechos humanos pidieron a Kerry que condicione el refuerzo de las relaciones con Camboya a “progresos significativos” en la promoción de reformas democráticas y el respeto de las libertades fundamentales.

Estos grupos denunciaron que 17 opositores están detenidos o encarcelados debido a “acusaciones fabricadas y juicios injustos”, y recordaron que la relatora especial de la ONU advirtió de que el país se encuentra en un “punto peligroso”.

“La represión, violación de derechos humanos y la impunidad en Camboya debe terminar”, indicaron las cinco organizaciones en un comunicado conjunto.

“Las relaciones económicas se fortalecerán y serán duraderas solo si el gobierno camboyano adopta pasos inmediatos en el respeto de principios democráticos, la ley y los derechos humanos”, añadió la nota. (1)EFE