Instituto de la Mujer imparte taller para prevención y atención a las adicciones

TALLER IEMEl Instituto Estatal de las Mujeres inició una serie de talleres con el objetivo de desarrollar las habilidades y capacidades de las personas operadoras de los programas de prevención y atención a las adicciones para mejorar la calidad de los servicios, incorporado la perspectiva de género y garantizando el acceso de las féminas a una atención integral.

Fátima González Huizar, directora del IEM, afirmó que en los últimos años se ha duplicado el uso de alcohol y tabaco en las mujeres, por ello, la necesidad de implementar estrategias de prevención y atención de abuso de sustancias toxicas para incorporar la perspectiva de género.

Según la última Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) el Estado de Durango la población de 18 a 65 años ha consumido tabaco alguna vez en su vida, un 38.9% de la población, y el consumo es mayor en los hombres con un 56.8% mientras que las mujeres solo un 22.8 por ciento.

Mientras que en el consumo de alcohol se registra que en los adolescentes se registra un abuso de dependencia al consumo de bebidas alcohólicas 3.2% en hombres y 0.6% en mujeres. Por otra parte, las mujeres de 18 a 65 años no realizan un consumo diario de alcohol a diferencia del 2.1% de los hombres que si tienen un consumo diario.

Ricardo Baruch Domínguez, tallerista y experto de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) explicó que los problemas que puede causar el uso de drogas son la pérdida de empleo u oportunidades educativas, desintegración familiar, así como discriminación por parte de la sociedad.

Físicamente el organismo de las mujeres puede ser más vulnerable a daños a la salud provocados por drogas y sufren consecuencias sociales como el estigma, más rápido que los hombres.

Finalmente, la titular del IEM señaló que las estrategias de prevención del consumo de drogas en mujeres ayudarán a formar ambientes familiares sin violencia y más oportunidades de educación y empleo.

Por ello, una educación formal enfocada en autoestima, planes de vida, campañas sobre responsabilidad y autocuidado, el acceso a actividades deportivas y culturales, así como consejería individual o terapia breves, o que los profesores tengan capacidades y sensibilidad para detectar el uso de drogas en las y los adolescentes, ayudará a proteger y promover la salud de la población de una manera equitativa, integral y efectiva.