Interior de Italia reclama a Malta que deje desembarcar a 629 inmigrantes

Rodexo

Roma, 10 jun (EFE).- El nuevo ministro de Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, reclamó a las autoridades de Malta que dejen entrar en su puerto al barco de la ONG Sos Méditerranée con 629 inmigrantes a bordo y que no autorizará el desembarco en Italia, según los medios italianos.

En una carta urgente enviada a las autoridades maltesas, Salvini explicó que el barco Aquarius de Sos Méditerranée y con personal de Médicos sin Fronteras se encuentra a 43 millas de Malta por lo que tenían la obligación de hacerles desembarcar, añaden dichos medios.

Salvini realizó esta petición después de que hace unos días, 232 inmigrantes rescatados por la ONG alemana “Sea Watch” que llegaron al puerto de Reggio Calabria después de cuatro días en el mar al recibir la negativa de desembarcar por parte de las autoridades de Malta.

“Una ONG que bate una bandera holandesa o alemana pasa delante de Malta saludando y llega a Italia” para desembarcar a inmigrantes, denunció Salvini que prometió que esto no volvería a pasar.

Según el diario “Malta Today”, ante esta noticia, un portavoz del Gobierno de Malta dijo que “el rescate ocurrió en el área de búsqueda y rescate de Libia y fue coordinado por el centro de coordinación de rescate en Roma. Malta no es la autoridad coordinadora y no tiene competencia en este caso”.

La Guardia Costera italiana, que coordina las operaciones de vigilancia rescate en el Mediterráneo central informó a EFE que en la jornada de ayer se rescataron 629 inmigrantes en seis operaciones en las que participaron lanchas e los guardacostas de isla de Lampedusa, 3 barcos mercantes y la ONG Sos Méditerranée.

Todos los inmigrantes, entre ellos 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas, fueron trasladados a bordo del barco Aquarius de Sos Méditerranée y con personal de Médicos sin Fronteras, que se encuentra ahora en ruta hacia un puerto italiano, que aún no ha sido asignado, comunicó la ONG francesa. EFE