Invita SEED a fomentar hábitos positivos en hogares y aulas

Los padres de familia asisten poco a las escuelas, poco se relacionan con los maestros y con ello poco pueden involucrarse en el desarrollo de las competencias básicas y disciplinares de los menores, por lo que el llamado de la Secretaría de Educación del Estado es a implementar desde los hogares hábitos positivos que se fomenten en las aulas.

Así lo dio a conocer Rubén Calderón Luján, Secretario de Educación del Estado, quien agregó que en su mayoría la participación de los padres de familia se centra en aportar económicamente para resolver necesidades materiales de los planteles y casi siempre lo hace bajo presión de otros padres de familia o del personal directivo.

Lo anterior ha acrecentado la distancia y ha provocado que los padres y los maestros se perciban como entes que se regatean más las cuestiones administrativas que sustantivas, dijo.

De manera recurrente, con mayor incidencia en las áreas urbanas y que son además donde se concentra la mayor parte de la población civil y estudiantil, los planteles escolares son percibidos como lugares para resolver la necesidad de mantener a los menores ocupados y bajo resguardo durante la mayor cantidad de tiempo posible; esto ante el creciente fenómeno de una carga laboral de ambos cónyuges, o ante la falta de uno de ellos en el seno familiar, situación también cada vez más frecuente, agregó.

Esto ha derivado en una escasa presencia de los progenitores en el desarrollo físico, mental y emocional de sus hijos, situación que no puede ser suplantada por ningún otro agente escolar y que forman parte importante de la educación integral que se persigue en el sector educativo.