Irak busca liberalizar su economía y proteger a las empresas inversoras

Bagdad, 10 nov (EFE).- El primer ministro iraquí designado, Adel Abdelmahdi, aseguró hoy que Irak tiene que buscar liberalizar su economía para depender de otros ingresos y proteger a las empresas que inviertan en el país.

Irak esta “sometida” a una economía basada en los ingresos de los recursos naturales y “tenemos que liberarla y depender de otros ingresos económicos”, afirmó el titular en la inauguración de la Feria Internacional de Bagdad, en alusión a la promoción del sector privado.

“Deberíamos proporcionar un ambiente adecuado y una protección especial para las empresas inversoras en Irak”, aseveró Abdelmahdi, licenciado en Economía y que sirvió como ministro de Petróleo y Finanzas en diferentes etapas.

Además, subrayó la importancia de promover todas las iniciativas del sector público y privado, así como de las empresas nacionales con el objetivo de “trabajar juntos para lanzar una economía diversa”.

El primer ministro participó hoy en el primer día de la feria de exposición internacional que reúne en Bagdad hasta el próximo día 19 a 18 países y más de 700 empresas que representan a varios sectores de la reconstrucción, entre otros.

Irak se enfrenta a una etapa de reconstrucción tras tres años de ocupación del grupo yihadista Estado Islámico (EI) durante 2014 y 2017 que arrasó numerosas zonas del país e inhabilitó los servicios estatales en varias provincias.

Horas después de la inauguración, el primer ministro recibió al ministro de Energía saudí, Jaled al Faleh, sin que se ofrezcan detalles por el momento sobre el contenido de la reunión, según la oficina de prensa del gabinete.

Previamente, el titular saudí se reunió con el ministro de Petróleo iraquí, Zamer al Ghadban, para coordinar las posturas de ambos países con el fin de mantener la estabilidad del mercado internacional de crudo, dijo a Efe el portavoz del Ministerio de Petróleo iraquí, Asim al Yihad.

Arabia Saudí busca también, con el objetivo de la “Visión 2030”, diversificar su economía y alejarse de la dependencia del petróleo.

La fuente aseveró que el encuentro entre ambos ministros se produjo para “fortalecer las relaciones bilaterales entre Irak y el reino saudí”, sin dar más detalles.

Desde el año pasado Irak y Arabia Saudí han acercado posturas y suscrito acuerdos económicos, así como la reanudación de los vuelos comerciales tras 27 años suspendidos.

Tras la caída del régimen de Sadam Husein, en abril de 2003, Irak reabrió su sede diplomática en Riad, pero Arabia Saudí, musulmán suní, no lo hizo hasta el 2016, tras 25 años cerrada, debido a sus reticencias hacia el Gobierno de Bagdad, de orientación chií y próximo a su rival, Irán. EFE