Inicio > Noticias > Internacional > Izquierda exige al nuevo presidente de El Salvador detallar planes económicos

Izquierda exige al nuevo presidente de El Salvador detallar planes económicos

San Salvador, 1 jun (EFE).- El opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) exigió este sábado al nuevo presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que brinde detalles sobre las medidas económicas que pretende implementar en los próximos cinco años.

El instituto político señaló, a través de un comunicado, que Bukele “no expresó compromisos ni propuestas ante los grandes problemas que enfrenta el pueblo salvadoreño” durante su primer discurso.

“Fue un discurso superficial, dirigido a sus seguidores ignorando la diversidad política y social de nuestro país, comprometiendo a sus seguidores a enfrentar y erradicar toda oposición”, apuntó el FMLN, que dejó el Ejecutivo tras 10 años en el poder.

Por lo anterior, la formación exigió a Bukele que aclare a qué se refiere con “darle al pueblo medicina amarga”, ya que “ese lenguaje neoliberal suele asociarse a medidas como elevación de impuestos, despidos masivos, retrocesos en los programas y conquistas sociales, y en definitiva deterioro de la calidad de vida de la población”.

Durante su primer discurso como nuevo mandatario del país centroamericano, Bukele indicó: “Nuestro país es como un niño enfermo, nos toca ahora a todos cuidarlo, nos toca tomar un poco de medicina amarga, sufrir, tener un poco de valor y asumir nuestra responsabilidad para que todos, como hermanos, saquemos adelante a El Salvador”.

Bukele concluyó su mensaje sin dar pistas sobre la forma como erradicará los principales problemas del país, como la corrupción y la violencia generada por las pandillas, y sin revelar cuáles serán sus estrategias para mejorar la economía del empobrecido país y acabar con la pobreza.

Tampoco enumeró las primeras medidas que implementará en las áreas sociales ni el rumbo de su política exterior frente a las acciones contra los migrantes en EE.UU., donde viven al menos 2,8 millones de salvadoreños, y las polémicas relaciones abiertas por su antecesor, Salvador Sánchez Cerén, con China.

A partir de hoy, Bukele tiene diversos desafíos económicos, políticos y sociales que no fueron subsanados por la Administración de Sánchez Cerén, quien concluyó su gestión como el presidente peor evaluado.

El triunfo y la llegada del empresario al Gobierno se consuma la ruptura del bipartidismo que la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el izquierdista FMLN, partido que lo expulsó en 2017, mantuvieron durante décadas.

Alcanzar un pacto de gobernabilidad en la Asamblea Legislativa será uno de los primeros retos de Bukele, ya que únicamente cuenta con 10 diputados de los 84 que conforman la Asamblea Legislativa.

También tendrá que hacer frente a la criminalidad en El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo por los índices de entre 103 y 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes registradas entre los años 2015 y 2018. EFE

%d bloggers like this: