Jael Figueroa López arribó a la edad de los sueños y las ilusiones

La linda jovencita Jael Figueroa López desfiló hasta el altar del Templo de Nuestra Señora de la Salud donde dio gracias a Dios por permitirle llegar a esta maravillosa edad con una bonita misa de acción de gracias.

La quinceañera estuvo acompañada en todo momento por sus adorados padres los señores Alejandro Figueroa y Azeneth López Vázquez, quienes elevaron sus plegarias hacía Dios y agradecieron por este importante día en  la vida de su  linda hija.

José Luis y Miriam López tuvieron el honor de fungir como sus padrinos de velación los cuales vinieron desde Ciudad de México y le desearon lo mejor de la vida a la guapa cumpleañera.

Durante la homilía el sacerdote oficiante compartió con la juvenil quinceañera unas emotivas palabras a través de las cuales le pidió que diera gracias a Dios todos los días por su vida y por las bendiciones recibidas, así como  por la familia que la rodea y por cada momento compartido.

Al finalizar  la misa de acción de gracias todos los asistentes le  brindaron un merecido aplauso a la guapa  jovencita, para después dirigirse a una elegante recepción la cual fue preparada  en su honor y tuvo como escenario el elegante salón de eventos “Antonio Ramírez”, en donde ya la esperaban familiares y amistades cercanas para pasar una linda velada en compañía de la bella debutante.

En esta ocasión a los invitados se les ofreció una deliciosa cena  la cual se hizo acompañar de  refrescantes bebidas  las cuales se prepararon selectamente para esta linda celebración.

Entre los presentes anotamos a su hermana Joselyn Figueroa López, además de sus tías y la familia López Vázquez, quienes fueron de los primeros en felicitar a Jael.

Más tarde todos levantaron sus copas e hicieron un brindis por la alegría que causó la presentación en sociedad de la linda quinceañera,  sin duda alguna Jael disfrutó de todas las lindas sorpresas que le fueron preparadas especialmente para ella durante este grandioso día.

La velada transcurrió en medio de un gran ambiente el cual se prolongó hasta las primeras horas del día siguiente, convirtiéndose en un día inolvidable para la guapa debutante. 

¡Muchas felicidades!