Japón apoya investigación y control de la enfermedad de Chagas en El Salvador

San Salvador, 14 mar (EFE).- El Gobierno de El Salvador y Japón lanzaron este jueves un proyecto para investigar y controlar la enfermedad de Chagas, que es transmitida por un parásito y puede ser mortal si no se trata adecuadamente, informó el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El Proyecto de Investigación y Desarrollo Integral para el Control de la enfermedad de Chagas en El Salvador busca erradicar este mal, que afecta a unas 10 millones de personas en el mundo, en su mayoría en Latinoamérica, entre las cuales se encuentran unos 350 salvadoreños.

La afección, “potencialmente mortal y muy grave”, es causada por el parásito Trypanosoma Cruzi, que se encuentra en el excremento de las chinches infectadas y se transmite a las personas a través de una picadura del parásito en cualquier parte del cuerpo, de forma que el bicho invade a la víctima causando diversas infecciones.

También se transmite por transfusión de sangre infectada con el parásito, trasplante de órganos de una persona afectada, a través de una herida, por los ojos o la boca, por alimentos contaminados y de una mujer embarazada al feto a través de la placenta.

Con el fin de erradicar esta afección, la viceministra de Ciencia y Tecnología, Erlinda Hándal, y el jefe representante de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Kazuo Fujishiro, presentaron el proyecto, que cuenta con el apoyo técnico y financiero de la nación asiática.

La fuente, que no detalló el coste del estudio ni la aportación de cada una de las partes, explicó que el plan contará con la participación de la Asociación de Investigación Científica y Tecnológica para el Desarrollo Sostenible (SATREPS).

Asimismo, colaborará la Agencia para la Investigación y Desarrollo Médico del Japón (AMED) y seis universidades niponas.

Por parte del país centroamericano, participarán el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de El Salvador (CICES) del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Salud, la Universidad de El Salvador (UES) y la Universidad José Matías Delgado.

Según Hándal, “este es un programa que Japón tiene desde hace mucho tiempo y consiste en programas bilaterales con países fundamentalmente en vías de desarrollo y en los 85 años que lleva El Salvador de relaciones con Japón es la primera vez que se va a desarrollar un proyecto conjunto de estas características”.

Por su parte, el representante de la JICA señaló que con este aporte “comienza una nueva modalidad de cooperación como la científica, que consiste en traer investigadores japoneses que trabajen con los investigadores salvadoreños, así como la compra de equipo necesario para actividades científicas y de investigación”. EFE