Japón situará más interceptores de misiles por lanzamiento cohete norcoreano

fotoTokio, 4 feb (EFE).- Japón desplegará interceptores de misiles adicionales en la prefectura de Okinawa, al sur del archipiélago, después de que Corea del Norte anunciara el inminentes lanzamiento de un satélite de largo alcance, informó hoy la cadena pública NHK.


El Gobierno nipón extenderá sistemas terrestres de misiles de defensa PAC-3 en el área sureña por la que prevén que pasará el proyectil, siguiendo las órdenes del titular nipón de Defensa, Gen Nakatani, de abatir cualquier objeto que vaya a caer en terreno japonés.

Japón enviará además personal de las Fuerzas Auto-Defensa (ejército) para deshacerse de materiales peligrosos y participar en las labores de rescate, si es necesario.

El régimen que lidera Kim Jong-un comunicó el martes a la Organización Marítima Internacional (OMI), con sede en Londres, el lanzamiento de un “satélite” entre el 8 y el 25 de febrero, según confirmó a Efe el portavoz de esta institución Lee Adamson.

Tras tener constancia de este anuncio, Tokio decidió elevar su nivel de alerta ante lo que considera un “lanzamiento de facto de un misil balístico de largo alcance”.

El Ministerio de Defensa desplegó el pasado día 29 de enero su sistema antimisiles para prepararse ante la posibilidad de que Corea del Norte lanzara un proyectil que pudiera llegar a territorio japonés, tras observar a través de unas imágenes de satélite que la actividad en la base norcoreana de Sohae se había intensificado.

En concreto, las Fuerzas Auto-Defensa (ejército) de Japón han desplegado en el Mar de Japón destructores del sistema de combate Aegis, equipados con el interceptor Standard Missile-3, y han puesto en modo operativo sus unidades tierra-aire Patriot, también con capacidad de interceptación de misiles de largo alcance.

A los ya presentes se añadirán los navíos equipados con radares detectores de misiles que permanecerán en el mar de China Oriental.

El último lanzamiento de este tipo tuvo lugar en 2012, cuando Pyongyang logró poner en órbita un satélite con su cohete de largo alcance Unha-3, una acción que la comunidad internacional consideró como parte de su programa de desarrollo de misiles balísticos intercontinentales y que dio lugar a nuevas sanciones de la ONU. (1)EFE