Jartum asegura haber acabado con la rebelión de Darfur, que estalló en 2003

Jartum, 12 abr (EFE).- El Ejército de Sudán declaró hoy que ha acabado con los últimos focos rebeldes en la provincia occidental de Darfur, tras hacerse con el control de la base rebelde de Surunq, en monte Marra, la principal plaza fuerte del Movimiento para Liberación de Sudán (MLS) liderado por Abdeluahed Mohamed Nur.


13380854_xlEl portavoz de las Fuerzas Armadas sudanesas, Ahmad Jalifa Shami, aseguró en un comunicado que la zona del monte Marra, situada en Darfur Central, y principal bastión rebelde, “ha sido limpiada completamente de rebeldes”.

“Anunciamos por esto, el fin de la rebelión y de los movimientos de los mercenarios en los Estados de Darfur, después de esta batalla”, aseguró Shami.

El conflicto de Darfur, que comenzó en 2003, entre movimientos rebeldes y las tropas sudanesas, ha causado al menos 300.000 muertos y ha obligado a 2.700.000 personas a abandonar sus comunidades de origen, según datos de la ONU.

El portavoz castrense insistió en que con esta victoria se ha “puesto fin a la era de comerciar con Darfur, después de que la nación haya perdido mucho por la necedad de la insurgencia”.

El responsable agregó que las fuerzas gubernamentales están actuando ahora de acuerdo al plan del Gobierno en los frentes de combate abiertos en los estados del Nilo Azul y Kordofán de Sur, para lograr la seguridad y la estabilidad.

Las autoridades hacen también frente a un levantamiento rebelde que estalló hace tres años en estos dos estados meridionales.

El pasado lunes, el movimiento de Darfur de Abdeluahed Nur aseguró que había matado a 1.070 soldados y destruido 83 vehículos de las fuerzas regulares desde el estallido de los enfrentamientos en Surunq, en Marra, hace una semana.

El portavoz militar del Movimiento de Liberación de Sudán, Shihab al Din Haqar, desmintió, por su parte, las palabras del portavoz del Ejército y aseguró que los rebeldes han forzado a las fuerzas gubernamentales a retirarse.

Asimismo, acusó al Ejército de emplear entre sus filas a mercenarios de Chad, del Ejército del Señor de Uganda y de Nigeria, y agregó, en este sentido, que los milicianos han matado a 70 extranjeros y capturado a varios hombres armados ugandeses.

El pasado día 4, el jefe de la misión conjunta de la ONU y la Unión Africana para Darfur (UNAMID), Martin Ihoeghian, alertó de que la situación humanitaria y de seguridad era “crítica” en algunas zonas de la región sudanesa debido a la violencia en el monte Marra.

Asimismo, aseguró que desde el inicio de los combates, miles de civiles se han refugiado en la sede de la UNAMID en busca de seguridad y protección, y la mayoría de ellos decidieron permanecer en los alrededores de la sede, siendo ahora unas 70.000 personas.

Los enfrentamientos en el monte Marra comenzaron en enero entre las fuerzas gubernamentales y el Movimiento para la Liberación de Sudán (MLS) y miles de personas se han visto desplazadas desde entonces. (1)EFE