Jefe del IICA señala avances en agricultura en América tras un año de gestión

San José, 15 may (EFE).- El director general del IICA, el argentino Manuel Otero, destacó este miércoles los avances de la entidad tras un año a cargo, entre las que resaltó proyectos de cooperación, alianzas y modernización institucional.

El IICA, que tiene su sede en Costa Rica, informó que este miércoles Otero, quien asumió el cargo en enero de 2018, brindó el informe de su primer año de labores ante el Consejo Permanente de la OEA en Washington, en donde recibió respaldo de los 34 países miembros.

Entre los logros, la entidad citó que financió 67 intervenciones en 34 países e implementó 188 iniciativas con recursos externos por más de 150 millones de dólares.

Además, 15 países del hemisferio recibieron recursos del IICA a través de acciones de respuesta rápida y que el instituto también fortaleció capacidades de más de 1.000 actores, 140 instituciones y 34 países en el manejo de riesgos en sanidad agropecuaria e inocuidad de los alimentos, así como en el mejoramiento de los sistemas sanitarios de Chile, Perú, México y países del Caribe.

“Estamos abordando desde el IICA los temas que hacen al futuro de la agricultura con el objetivo de atender e integrar las dimensiones de competitividad, sustentabilidad e inclusión social”, aseguró Otero.

El director del instituto subrayó que la tecnología digital es fundamental y que con “el uso inteligente y responsable de tecnología e innovaciones vamos a transformar el agro americano, beneficiando principalmente a jóvenes y mujeres que trabajan en el campo”.

El IICA también destacó la aprobación del Plan de Mediano Plazo para el período 2018-2022, el cual contiene cinco programas hemisféricos y dos ejes transversales que guían la acción del Instituto y su papel de puente entre países y regiones para dinamizar el proceso de transformación de la agricultura.

“Debemos capitalizar las oportunidades provenientes del crecimiento de la demanda mundial de alimentos y, por otro lado, debemos reconfigurar el nuevo papel de las áreas rurales como grandes zonas verdes proveedoras de alimentos, energías, servicios ecosistémicos e insumos para la industria. Por todas esas razones, la agricultura es nuestro gran pasaporte al futuro”, concluyó Otero.

Otras acciones resaltadas por Otero durante su primer año son capacitación a profesionales, empresas y productores de 12 países para incrementar conocimientos sobre la ley de modernización de la inocuidad de los alimentos de Estados Unidos.

También subrayó ayudas a Antigua y Barbuda, Guyana, Haití, Jamaica y Surinam para fortalecer capacidades y conocimientos para recuperar suelos degradados, y el apoyo del IICA a la próxima creación de un centro de agricultura resiliente en Dominica.

Otero también destacó la contribución de la agricultura a la actividad económica de los países de América Latina y el Caribe, su importancia como sector generador de empleos e ingresos y motor para la innovación, así como la identificación de oportunidades de cooperación con el sector privado y el papel del IICA como plataforma para la gestión del conocimiento.

“Tenemos como misión principal asegurar que la agricultura de nuestro continente esté preparada para capitalizar las oportunidades existentes, que ponen al sector del agro como potencial garante de la seguridad alimentaria y de la sostenibilidad ambiental del planeta. Esta potencialidad abre enormes y positivas oportunidades que es preciso convertir en realidad”, dijo. EFE