Jefe Ejército chileno descarta “ruido de sables” tras filtrarse declaraciones

Agencia EFE

Santiago de Chile, 28 nov (EFE).- El comandante en jefe del Ejército chileno, Ricardo Martínez, descartó hoy “ruido de sables” al interior de su institución tras filtrarse sus declaraciones en las que daba cuenta de una presunta venta de armamento por parte de militares a grupos de delincuentes y narcotraficantes.

El general Martínez se pronunció hoy en la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados para explicar sus declaraciones ante unos 900 hombres del Ejército, palabras a las que tuvo acceso el portal electrónico The Clinic y que se difundieron el pasado jueves en todas las redes sociales.

“A mí no se me ocurriría pensar, pero lo entiendo, porque lo han entendido así, que una expresión como esa sea entendida fuera de la ley”, señaló Martínez ante los legisladores.

El general subrayó ante los diputados que “todo” lo que tiene que hacer “está dentro de la ley. Las representaciones que tengo que hacer están dentro de la ley. Por lo tanto ‘no hay ruido de sables’, no hay absolutamente nada parecido”, aseveró.

En el Aula Magna del Ejército y ante casi un millar de hombres el jefe del Ejército chileno señaló la pasada semana: “Tenemos información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero que lo que están haciendo es venderlas a grupos de narcos, de delincuentes. De eso estamos hablando”.

Según The Clinic, sin saber que era grabado, el comandante en jefe del Ejército chileno recalcó también que la única forma de encarar la crisis era con un mando fuerte, sin más fracturas internas.

En este línea, el general Martínez señaló que “lo más grave es que hoy se filtra una grabación, mañana va a ser un documento secreto, un plan, una acción que le cause grave perjuicio al Estado”.

Informó que se presentaron acciones legales contra el oficial que supuestamente difundió las declaraciones de Martínez, aunque no entregó su identidad.

El Ejército chileno ya se ha visto salpicado en los últimos años por varios casos de fraude en los que incluso ya se han dictado condenas. EFE