Jimmy Morales dice que ningún organismo internacional puede socavar la paz

El Espectador

Guatemala, 15 sep (ACAN-EFE).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró hoy que no se puede permitir que ningún organismo internacional o Estado socave la paz y la estabilidad del país.

“Sin temor a equivocarme puedo decirle al mundo que Guatemala, desde hace 197 años, vive de manera independiente. Eso significa que ningún Estado u organismo puede socavar nuestra soberanía, mucho menos atentar contra nuestra paz”, proclamó el mandatario durante el cierre de los actos que conmemoran la independencia.

Y lo volvió repetir: “Ningún organismo internacional puede atentar contra nuestra paz, nuestra seguridad y nuestra gobernabilidad. Y creo que aquí todos los presentes amamos a Guatemala y estamos dispuestos a defender valientemente la soberanía de nuestra nación”.

El mandatario, fuertemente abucheado por unos centenares de personas que estaban en la Plaza de la Constitución y que le pedían su renuncia, dijo que los guatemaltecos merecen vivir en paz.

“Merecemos vivir en paz”, manifestó el gobernante, quien reclamó una efectiva independencia de poderes. “Pero sobre todo merecemos una democracia ajena a presiones e intereses políticos, nacionales e internacionales”, proclamó sin mencionar ni países ni organismos, aunque él mantiene una fuerte pugna con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Recientemente, el presidente guatemalteco anunció el fin de actividades de la Cicig para septiembre de 2019 -por considerar que realiza investigaciones partidarias- y prohibió el ingreso al país del jefe de la comisión, el abogado colombiano Iván Velásquez, a quien definió como un peligro para la seguridad y el orden público.

La confrontación entre el Gobierno de Guatemala y la Cicig se remonta a cuando la Comisión señaló al hijo y al hermano del presidente Morales (José Manuel Morales Marroquín y Samuel Everardo Morales Cabrera) en un caso de fraude -y lavado de dinero, en el caso del hermano- en perjuicio del Estado en 2013.

Desde entonces, el presidente ha intentado, una y otra vez, minar el trabajo y la estancia de la Cicig, la cual, junto al Ministerio Público, han acusado en dos ocasiones a Morales de haber incurrido en el delito de financiación electoral ilícita durante la campaña de 2015 que lo llevó al poder.

Durante su discurso de este sábado, previo a la arriada de la bandera nacional en la Plaza de la Constitución, Morales volvió a apelar una vez más al sentimiento nacionalista, pidió respetar los “símbolos patrios” e instó a la unidad para prosperar y buscar el bien común.

“Ese sentimiento de identidad nacional debe privilegiar el amor a Guatemala sobre todas las cosas, en los prósperos días y en los días adversos. Debe promover el respeto a nuestras instituciones, a nuestras leyes”, clamó mientras seguían pidiendo su dimisión.

“Le hemos demostrado a la ciudadanía guatemalteca y al mundo entero que nuestra libertad es para siempre”, reiteró, y pidió dar un paso al frente para superar las “diferencias” y fortalecer “la cultura del diálogo” porque las generaciones futuras se merecen un mejor país, con prosperidad y seguridad.

El presidente hizo referencia en su discurso a cuando un grupo de manifestantes el año pasado impidió la realización de estos desfiles y aseguró que hubo extranjeros implicados que “fueron expulsados en su momento”.

Y dio gracias a “Dios” y a la “gallardía” y el “profesionalismo” de los cadetes, quienes impidieron que esas personas “humillaran y pisotearan la identidad de nuestro país”, la bandera, apostilló.

Morales también respaldó a su vicepresidente, Jafeth Cabrera, quien fue declarado “non grato” por la Universidad San Carlos de Guatemala, donde fue rector, al igual que el propio presidente, a raíz de las últimas decisiones sobre la Cicig y por acusar a la casa de estudios de ser “carísima” para el país.

En este sentido, el presidente defendió sus declaraciones y aseguró que hay que informar al pueblo “de qué viven esas personas que tanto critican y que tanto hacen bulla”.

De su vicepresidente dijo que es un hombre que ha tenido “valentía” y levantando el dedo índice en señal de advertencia apuntó: “Cuidado, cuidado. Este hombre es un hombre que ha luchado por Guatemala. Ha dado su vida y estuvo incluso fuera del país precisamente perseguido por defender a la patria. Cuidado”. ACAN-EFE