Joe Montana considera que Patriots se equivocaron al dejar marchar a Brady

Redacción Deportes (EE.UU.), 26 mar (EFE).- El legendario exmariscal de campo Joe Montana se convirtió en la primera figura del mundo del deporte del fútbol americano que públicamente dio su valoración de la marcha de Tom Brady de los Patriots de Nueva Inglaterra y dijo no entender la decisión que tomó el equipo.

“No sé qué está pasando allí, pero alguien cometió un error”, declaró Montana al periódico USA Today Sports en una entrevista telefónica.

Montana, de 63 años, terminó su carrera con los Chiefs de Kansas City después de 14 temporadas y cuatro victorias en el Super Bowl con los 49ers de San Francisco.

A diferencia de Brady, no fue la elección de Montana, ya que los 49ers lo cambiaron para convertir a Steve Young en el mariscal de campo titular después de que él hubiera estado lesionado.

“Tenía una historia diferente, donde habían tomado una decisión con relación a mi futuro”, valoró Montana. “En el caso de Brady, los Patriots tenían todo a su favor para retenerlo y todavía no entiendo cómo Nueva Inglaterra lo dejó escapar. No entiendo eso”.

Los Patriots no han explicado públicamente cuales fueron los motivos que le llevaron a tomar esa decisión, pero el entrenador del equipo de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, ya lo expresó de manera objetiva al darle los dos años de contrato que pedía Brady y más de 15 millones de dólares por temporada.

Belichick, que conoce perfectamente a Brady, ambos han ganado seis títulos de Super Bowl y disputado nueve, piensa que el veterano mariscal de campo de 42 años ya no tiene el mismo poder en su brazo ni el nivel de juego de temporadas anteriores.

Pero además también quería más control dentro de la plantilla y ahí ya fue donde se produjo el choque completo con Belichick, quien puso al dueño de los Patriots, Robert Kraft, sobre la mesa la elección entre la continuidad de Brady o la suya.

El dueño de los Patriots, aunque deseaba que Brady, con 20 temporadas con los Patriots, hubiese podido completar su carrera profesional con el equipo de Nueva Inglaterra, al final entendió que la opción de Belichick, a medio y largo plazo era la mejor para su franquicia.

Durante su conferencia telefónica de presentación con los medios de comunicación, el pasado martes, Brady, como nuevo jugador de los Buccaneers de Tampa Bay, quienes si le dieron dos años de contrato y 50 millones de dólares garantizados, más otros nueve en incentivos, habló sobre estar en San Francisco para jugar el último partido en casa de Montana.

“Nunca lo olvidaré”, dijo Brady sobre el último partido de Montana. “Creo que la vida continúa cambiando para todos nosotros. Tener la oportunidad de seguir jugando al fútbol y liderar un equipo es algo que me encanta hacer. Me ha encantado practicar el deporte desde que era un niño, desde que lanzaba pelotas de fútbol en el estacionamiento de Candlestick. Y todavía me encanta hacerlo hoy”.

Montana también reconoció en la entrevista que cree que Brady se fue de Nueva Inglaterra no porque no lo apreciaran, todo lo contrario, sino porque quería más control en las decisiones de la plantilla y en la dirección del juego.

“Él quiere control. Quiero decir, quiere mucho control. No sé que le dio Tampa Bay, pero en algún momento, eres solo un jugador. Puedes intentar conseguir lo que puedes y hacer lo que quieres, pero al final, todavía no estás en la jerarquía cuando se trata de contratar personas, conseguir nuevos jugadores, dejar a otros fuera y lo que es la gestión de equipo”, admitió Montana.

El legendario mariscal de campo, quien fue incluido en el Salón de la Fama de la NFL en la Clase del 2000, jugó las dos últimas temporadas de su carrera con los Chiefs antes de retirarse después de la temporada de 1994, sin recuperar nunca su mejor clase.EFE