Inicio > Noticias > Internacional > Johnson felicita a los partidos norirlandeses por restaurar el Gobierno

Johnson felicita a los partidos norirlandeses por restaurar el Gobierno

Dublín, 13 ene (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, felicitó este lunes a los partidos norirlandeses por superar sus diferencias para restaurar, después de tres años de suspensión, el Gobierno de poder compartido entre protestantes y católicos.

El líder conservador efectuó esas declaraciones durante una visita a Belfast, donde se ha reunido este lunes con su homólogo irlandés, el democristiano Leo Varadkar, y el nuevo Ejecutivo autónomo.

“Es absolutamente destacable y maravilloso ver cómo han demostrado voluntad para confiar los unos en los otros y dejar atrás sus diferencias”, dijo el conservador Johnson en una comparecencia ante los medios en el Castillo de Stormont, sede de la Asamblea autónoma.

El Parlamento norirlandés volvió a reunirse por primera vez en tres años el pasado sábado, después de que el viernes llegasen a un acuerdo de Gobierno el Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Féin, principales representantes de sus respectivas comunidades, la unionista-protestante y la nacionalista-católica.

El nuevo Ejecutivo está encabezado por la ministra principal, la unionista Arlene Foster, y su adjunta, la nacionalista Michelle O’Neill, a quienes Johnson instó a que “muestren liderazgo” para lograr un “futuro brillante”.

El ultraconservador DUP y el Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), aceptaron volver al gobierno tras dar su visto bueno a las soluciones propuestas por Londres y Dublín en un documento titulado “Nueva Década, Nuevo Enfoque”.

Aunque el texto no lo especifica, recoge el compromiso del Gobierno británico para inyectar una cantidad de dinero importante en la región, cuyos servicios públicos se han visto dañados por tres años de inactividad política.

Algunos observadores estiman que Londres podría destinar hasta 2.000 millones de libras (unos 2.300 millones de euros), pero al ser preguntado al respecto, Johnson no quiso hoy hablar de cifras concretas.

“No se trata solo de dinero, sino que es cuestión de demostrar liderazgo y lograr los servicios públicos necesarios”, afirmó el “premier”, quien subrayó que su administración ha “contraído un gran compromiso con Irlanda del Norte”.

El Gobierno de Belfast de poder compartido cayó en enero de 2017 por un caso de irregularidades financieras en la gestión de un programa de energías renovables que salpicó al DUP.

Aquel escándalo también sacó a la luz las tensiones que venían manteniendo unionistas y nacionalistas en torno a otros asuntos, como el de la identidad cultural o el “brexit”, apoyado por los unionistas, pero que fue rechazado por la mayoría del electorado norirlandés en el referéndum de 2016.

Asimismo, los partidos aún mantienen diferencias sobre los mecanismos para asistir a las víctimas e investigar los crímenes cometidos tanto por los paramilitares como por las fuerzas de seguridad durante ese periodo.

Los gobiernos británico e irlandés han evitado abordar este delicado asunto en el acuerdo “Nueva Década, Nuevo Enfoque”, pero Londres presentará una ley al respecto en las próximas semanas, según recordó hoy Johnson. EFE

%d bloggers like this: