Inicio > Noticias > Internacional > Johnson pide respetar restricciones por COVID-19 en punto de “máximo riesgo”

Johnson pide respetar restricciones por COVID-19 en punto de “máximo riesgo”

Judith Mora

Londres, 27 abr. (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, conminó este lunes a los británicos a no ser “impacientes” y acogerse a las restricciones impuestas contra el coronavirus hasta superar “la primera fase” de la pandemia, entre presiones para que reactive sectores de la economía.

En su reincorporación al trabajo tras recuperarse de la COVID-19, el líder conservador dijo que hay indicios de que el país “atraviesa el pico” de la enfermedad, lo que significa que “se está revirtiendo la marea” pero también que es “un momento de máximo riesgo” de fracaso si se suavizan las medidas.

Según las últimas cifras divulgadas hoy por el ministerio de Sanidad, las muertes por el virus en hospitales británicos ascienden a 21.092, tras sumar 360 en un día (por debajo de las 413 anunciadas ayer y 813 el sábado), aunque el número real de decesos es mucho más alto dado que estos datos excluyen los ocurridos en residencias de ancianos o domicilios particulares.

En su discurso delante de su residencia oficial en Downing Street (Londres), Johnson advirtió de que “no se puede precisar” cuándo ni cómo se modificará el confinamiento en el territorio británico, si bien se comprometió a dar detalles sobre su estrategia “en los próximos días”.

A los empresarios que presionan para reabrir sus negocios y a sus colegas conservadores, ansiosos por el impacto en la economía y las finanzas públicas, pidió “contener la impaciencia” para evitar un “segundo pico” de la enfermedad, que causaría más muertes y, al requerir la reintroducción de las restricciones, supondría “un desastre económico”.

“Quiero movilizar la economía lo más rápido posible, pero me niego a arrojar por la borda todos los esfuerzos y el sacrificio de la población británica”, manifestó.

Recordó que el Gobierno, que decretó el encierro el pasado 23 de marzo y lo ha prorrogado hasta el 7 de mayo, no revisará las medidas hasta que se cumplan varias condiciones, que incluyen que el servicio nacional de salud (NHS, en inglés) pueda afrontar la pandemia, que haya “una caída sostenida” en las tasas de mortalidad diarias y que el número de infecciones baje “a niveles manejables”.

El Ejecutivo también debe poder garantizar pruebas diagnósticas y equipos de protección personal para el sector sanitario y que cualquier cambio no provocará un segundo pico.

En una declaración hoy en la Cámara de los Comunes, seguida por los diputados de forma telemática, el ministro de Economía, Rishi Sunak, indicó que se han destinado 16.000 millones de libras (o 18.300 millones de euros) adicionales al NHS para combatir la pandemia.

Informó de que unos 500.000 empresarios han recurrido a las ayudas estatales para sufragar el salario a sus empleados y anunció que el Gobierno avalará préstamos hasta 50.000 libras (57.000 euros) para las empresas pequeñas, que habían quedado fuera de los planes iniciales.

Junto con el Banco de Inglaterra, el Tesoro británico ha destinado miles de millones de libras para garantizar el crédito a hogares y negocios durante varios meses y financiar permisos retribuidos a asalariados y autónomos.

El Gobierno de Johnson afronta aún críticas por la escasez de material de protección para el personal sanitario y tiene hasta el jueves para cumplir su promesa de hacer 100.0000 test diagnósticos diarios, mientras que la oposición laborista reclama transparencia sobre los planes de desconfinamiento.

Por otra parte, las autoridades sanitarias británicas han revelado hoy que han detectado una nueva enfermedad inflamatoria que afecta a niños y que podría estar relacionada con la COVID-19.

En un comunicado dirigido a médicos, señalaron que hay una “creciente preocupación” acerca de que un “síndrome inflamatorio relacionado con la Covid-19 esté surgiendo en niños del Reino Unido, o que pueda haber otro patógeno infeccioso, todavía no identificado, que esté asociado a estos casos”.

Precisaron que no se sabe cuántos menores se han visto afectados, aunque sería un número relativamente bajo ya que la afección parece ser una complicación rara detectada en pequeños que han dado tanto positivo como negativo en la prueba del coronavirus. EFE

%d bloggers like this: