Jordania abre una oficina de empleo en un campo de refugiados sirios

El País

Ammán, 18 feb (EFE).- Las autoridades jordanas inauguraron hoy una oficina de empleo para refugiados sirios en el campo de Azraq, la segunda de este tipo en el país, con el objetivo de facilitarles el acceso al mundo laboral.

La oficina, que está supervisada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), buscará que unos 50.000 refugiados que viven en el campamento puedan obtener fácilmente “permisos de trabajo”, informó en un comunicado el Ministerio jordano de Empleo.

Maha Kattaa, coordinadora de la OIT para la crisis de los refugiados sirios en Jordania, calificó de “gran avance” que se expidan esos permisos que permitirán a los refugiados poder abandonar el campamento de Azraq, a 120 kilómetros al este de Ammán, hasta un mes para buscar trabajo.

Una oficina de empleo similar se abrió en el campamento de Zaatari, a 85 kilómetros al noreste de Ammán, en 2017.

El nuevo centro de empleo apoyará la implementación del Convenio Jordania, adoptado en la Conferencia de Londres para refugiados sirios en 2016, que tiene como objetivo crear 200.000 empleos para refugiados sirios en Jordania.

A principios de 2017, el Gobierno jordano anunció que los refugiados sirios que habitan en los campamentos tenían derecho a obtener permisos laborales y a trabajar en zonas urbanas.

Hasta el momento, las autoridades jordanas otorgaron más de 87.000 permisos de trabajo a los migrantes, principalmente en los sectores de agricultura y construcción. EFE