Juez chileno que indaga crimen de senador elogia extradición de exguerrillero

Santiago de Chile, 27 nov (EFE).- El juez chileno Mario Carroza, que lidera la investigación del asesinato del senador derechista Jaime Guzmán en 1991, calificó como “importante” y “necesaria” la decisión de México de extraditar a Raúl Escobar Poblete, acusado de tener una participación directa en el crimen.

“Me parece importante, era muy necesario, confiamos que el proceso continué. Escobar nunca ha sido capturado, nunca ha declarado”, afirmó el magistrado en declaraciones a la prensa.

Carroza aseguró que tiene varios antecedentes que demuestran la participación de Escobar Poblete, conocido como el “comandante Emilio”, en la planificación y la ejecución del asesinato de Guzmán.

El Gobierno de México concedió este lunes la extradición a Chile de Escobar Poblete, líder de una célula del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) que perpetró el asesinato del senador en 1991, poco después de la reinstauración de la democracia una vez finalizada la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El exguerrillero, que desde el 2002 está procesado por la Justicia chilena como autor material del delito de atentado terrorista, está actualmente en una prisión de Guanajuato (México) desde el año pasado por participar en una banda dedicada a los secuestros.

El juez Carroza precisó que de acuerdo al tratado de extradición entre Chile y México, Escobar Poblete será enviado a Chile para ser juzgado únicamente por el asesinato de Jaime Guzmán, pese a que en su país también está acusado de participar en el secuestro de Cristián Edwards, hijo del dueño del diario El Mercurio.

Y antes de cumplir la condena en Chile deberá regresar a México para ser juzgado por los secuestros que le imputan en ese país, añadió Carroza.

El juez calculó que la extradición de Escobar Poblete se podría concretar en un plazo máximo de tres meses.

Los tribunales chilenos creen que Escobar Poblete es el autor material del crimen del senador junto a Ricardo Palma Salamanca, otro miembro del FPMR que actualmente se encuentra en Francia, país que hace algunas semanas le otorgó asilo político. EFE