Juez de EE.UU. bloquea aumento de techo salarial para cobro de horas extra

The fountain on the North Lawn of the White House runs green in honor of St. Patrick's Day in Washington on March 17, 2009.

Austin (EEUU), 22 nov (EFE).- Un juez federal estadounidense bloqueó hoy una normativa de la Casa Blanca que pretendía aumentar el techo salarial máximo para tener derecho al pago de horas extra, cuya entrada en vigor estaba prevista para el próximo 1 de diciembre y que iba a beneficiar a 4,2 millones de trabajadores.


El magistrado, Amos Mazzant, de Texas, dio así la razón a una coalición de 21 estados liderados por la propia Texas y Nevada con grupos empresariales, entre ellos la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que había interpuesto una demanda contra la medida promulgada por el presidente, Barack Obama.

La norma de Obama pretendía doblar de los actuales 23.660 dólares anuales a 47.476 dólares el umbral salarial por el que un empleado tiene derecho al cobro de horas extra por trabajar más de las 40 semanales.

Además, este techo debía revisarse al alza cada tres años.

Sin embargo, los estados denunciantes argumentaron que la norma iba a suponer un aumento del gasto gubernamental de 115 millones de dólares tan solo en 2017.

Los grupos empresariales, por su parte, defendían que la medida perjudicaría su competitividad y que podía derivar en numerosos despidos.

El procurador general de Texas, Ken Paxton, impulsor de la demanda, recordó que la medida obligaría a gobiernos y empresas a aumentar sustancialmente sus costos laborales.

“La norma de horas extra perjudica al trabajador estadounidense, ya que limita la flexibilidad laboral sin un aumento correspondiente en el salario y obliga a los empleadores a reducir sus horas de trabajo, manifestó Paxton.

Según las estadísticas del Departamento de Trabajo, el porcentaje de trabajadores a quienes el Gobierno federal garantiza las horas extra remuneradas con base en los umbrales de sueldo se ha reducido de un 62 % en 1975 a solamente un 7 % en la actualidad.

Es la cuarta vez en tan solo 21 meses que un juez federal de Texas bloquea una medida propuesta por Obama, que ya vio como un magistrado de ese estado sureño propinaba el primer varapalo a su fracasada reforma migratoria. EFE