Juez de EEUU pide a Pionyang pagar 501 millones por muerte de estadounidense

Washington, 24 dic (EFE).- Un juez federal de Estados Unidos ordenó hoy a Corea del Norte que pague una indemnización de 501 millones de dólares a la familia del joven estadounidense Otto Warmbier, quien falleció en junio de 2017 después de haber entrado en coma mientras estaba preso en el país asiático.

El magistrado Beryl A. Howell, de la corte del Distrito de Columbia, consideró que la penalización es necesaria para castigar y detener a Pionyang.

“Corea del Norte es responsable de la tortura, la toma como rehén y el asesinato extrajudicial de Otto Warmbier; y de las lesiones a su madre y padre, Fred y Cindy Warmbier”, determinó en su fallo el juez, quien consideró que el joven estadounidense tenía “grandes sueños” cuando viajo a Corea del Norte.

Warmbier, de 22 años, fue arrestado en Corea del Norte mientras visitaba el país como turista; y fue condenado a 15 años de trabajos forzados por intentar robar un cartel de propaganda política del hotel en el que se hospedaba en Pyongyang, lo que el Gobierno norcoreano consideró un “acto hostil” contra el Estado.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, consiguió que Pyongyang liberara al joven en junio de 2017.

Cuando volvió a EE.UU., Warmbier ya llevaba más de un año en coma, estado en el que entró poco después de su última aparición en público, durante su juicio en Pyongyang en marzo de 2016.

Las autoridades norcoreanas sostiene que Warmbier sufrió un brote de botulismo y le dieron una pastilla para dormir, pero no volvió a despertarse, algo que la familia refuta.

Los padres de Warmbier interpusieron una demanda contra Corea del Norte en abril de este año y había pedido una indemnización de mil millones de dólares por los daños causados.

El Gobierno de Corea del Norte no tiene representación legal en el juicio, según muestran documentos judiciales, y es poco posible que llegue a pagar la indemnización. El fallo tiene un valor simbólico. EFE