Justicia aumenta multa a sindicatos petroleros en Brasil por huelga

La República EC

Río de Janeiro, 30 may (EFE).- La Justicia brasileña cuadruplicó hoy el valor de la multa que tendrán que pagar los sindicatos de empleados de las petroleras de Brasil tras negarse a acatar la orden de abstenerse de entrar en paro e iniciar este miércoles una huelga de tres días para pedir la reducción del precio de los combustibles.

La magistrada María de Assis Calsing, integrante del Tribunal Superior del Trabajo (TST), había decidido en la noche del martes declarar la huelga ilegal e impedir el paro convocado por los sindicatos, al considerar que la paralización era abusiva y “realizada para incomodar”.

Además, impuso una multa de 500.000 reales (unos 135.135 dólares) por día en caso de incumplimiento.

Pese a la decisión judicial, la Federación Única de los Petroleros (FUP), que agrupa a la mayoría de los sindicatos de empleados de las petroleras, mantuvo la huelga y afirmó este miércoles que la decisión del TST no había “intimidado” a los empleados.

Por la desobediencia de los sindicatos petroleros que participan en la huelga, la magistrada aumentó el valor de la multa, ahora hasta 2 millones de reales (unos 540.540 dólares) diarios, según un comunicado publicado por el TST.

“Este escenario, corroborado por las noticias disponibles en los diversos medios de información, demanda, con cierta perplejidad, el recrudecimiento del orden judicial, pues efectivamente el valor inicialmente arbitrado no se reveló suficiente para obligar el cumplimiento de la medida”, señaló la magistrada en su decisión.

En total, 18 entidades, entre los sindicatos petroleros y la Federación que los reúne, están sujetas a la penalidad que se aplicará si continúa la movilización huelguista y en caso que se presenten bloqueos que impidan el tránsito libre de personas.

La magistrada también ordenó entregar copias de la decisión a la Policía para que vigile si existe desobediencia.

La huelga de los empleados de las petroleras, incluida Petrobras, fue convocada en respaldo a la petición de los camioneros en huelga para que la estatal Petrobras reduzca los precios de los combustibles, que se han disparado con las turbulencias en los mercados internacionales de crudo y por la devaluación del real.

El paro también busca presionar la renuncia del presidente de Petrobras, Pedro Parente, y denunciar las supuestas maniobras del Gobierno para vender activos de la mayor empresa de Brasil a multinacionales o privatizar la empresa.

Los sindicatos resaltaron que se trata de una paralización de “advertencia” y que puede caminar hacia una huelga general por tiempo indeterminado.

La empresa brasileña Petrobras informó que la huelga se limitó a paralizaciones puntuales en algunas de sus unidades que no interrumpieron la producción de petróleo ni de derivados, ni su distribución, ya que los empleados que frenaros su labor fueron sustituidos por los equipos de contingencia enviados por la empresa.

La FUP, por su parte, dijo haber paralizado al menos 6 de las 51 plataformas marítimas de explotación de la empresa. EFE