Justicia falla en favor del Estado uruguayo por empaquetado neutro de tabaco

Montevideo, 17 oct (EFE).- La Justicia falló hoy en favor del Estado uruguayo respecto a un pedido de amparo de la empresa inglesa British American Tobacco (BAT) en cuanto a la aplicación del decreto de empaquetado neutro de cigarrillo, que deberá ser acatado por todas la compañías a partir de febrero de 2019.

El secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, explicó en rueda de prensa que el Poder Ejecutivo presentó un escrito recurriendo a la sentencia previa que suspendía temporalmente la aplicación de la medida de acuerdo al amparo presentado por la empresa británica.

En ese sentido, el Gobierno elevó una apelación al Tribunal en lo Civil que dispuso la revocación de la sentencia de primera instancia y reconoció las facultades que tiene el Estado uruguayo en cuanto a las decisiones en materia sanitaria.

“Nosotros en la apelación fuimos firmes y contundentes, porque lo que está en juego es la salud de la población. Ahora esta sentencia es inapelable, por lo tanto, el decreto tiene plena vigencia, vigor y acatamiento”, afirmó Toma.

El Poder Ejecutivo emitió a principios de agosto de este año en el que se le da a las empresas un plazo de seis meses para cumplir con el etiquetado neutro.

En ese contexto, el ministro de Salud Pública del país suramericano, Jorge Basso, resaltó que “todas las decisiones” que ha tomado el Poder Ejecutivo al respecto están basadas en el convenio marco del control del tabaco de la Organización Mundial de la Salud desde 2014.

“De alguna manera sigue en la hoja de ruta que nos hemos marcado de disminuir los daños y perjuicios que a la salud pública genera el tabaco, que como ustedes saben, siguen siendo un problema de enorme importancia dentro de las Enfermedades no Transmisibles, principal epidemia que afecta a la población de nuestro país”, sostuvo.

Valoró que el principal objetivo del Gobierno es “seguir convenciendo” a la población de que hay que “reducir fuertemente” el hábito de fumar y eliminar de la conducta habitual la adicción al tabaco, por lo que subrayó que el sistema sanitario de su país participa “activamente” con quienes quieran deja de fumar con un conjunto de policlínicas especializadas.

La normativa establece un diseño genérico para las cajillas, elimina toda referencia de marcas en el interior y exterior de los productos y reglamenta el uso del color marrón, así como los textos, tamaño de las letras y su ubicación. EFE