Justicia niega bloqueo inmediato de bienes del compañero de fórmula de Lula

Sao Paulo, 29 ago (EFE).- La Justicia brasileña negó hoy de manera cautelar el bloqueo inmediato de bienes del exministro Fernando Haddad, compañero de fórmula del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato a vicepresidente, que la Fiscalía solicitó en una denuncia por enriquecimiento ilícito.

La decisión fue tomada por la magistrada Maricy Maraldi, del Tribunal de Justicia del estado de Sao Paulo, al considerar que “faltan indicios suficientes” para justificar la ejecución del embargo de sus bienes de forma “inmediata”.

El caso se enmarca dentro de una denuncia presentada por el Ministerio Público el lunes contra Haddad, acusado de pagar una deuda de tres millones de reales (hoy unos 728.000 dólares) de la campaña de 2012, en la que disputó la Alcaldía de Sao Paulo, con recursos no declarados de la constructora UTC.

UTC es una de las dieciséis constructoras implicadas en el gigantesco escándalo de corrupción destapado en el seno de la petrolera estatal Petrobras y que ha llevado a prisión a decenas de empresarios y políticos, entre ellos al expresidente Lula.

Según la Fiscalía, esa supuesta maniobra cometida por Haddad constituye un delito de enriquecimiento ilícito, de acuerdo con la ley de mala conducta administrativa.

En este sentido, pidió también el bloqueo de bienes de los sospechosos en base a la “gravedad de los hechos descritos”, que configuran, a su juicio, “actos de improbidad administrativa”.

La jueza negó esa solicitud, si bien la decisión no es definitiva ya que antes quiere escuchar a todos los citados, entre ellos a Haddad, que además de ministro de Educación fue también alcalde de Sao Paulo.

Haddad es actualmente candidato a la Vicepresidencia de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT) de la fórmula que encabeza Lula, preso desde abril pasado y condenado a doce años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

A pesar de su delicada situación jurídica y de estar virtualmente inhabilitado, el PT ha registrado la candidatura del antiguo dirigente sindical en virtud del sólido liderazgo que ostenta en todas las encuestas publicadas hasta la fecha, las cuales le atribuyen cerca de un 40 % de las simpatías.

No obstante, su candidatura está casi vetada por normas que prohíben expresamente que condenados en segunda instancia, como es el caso de Lula, puedan presentarse a cargos electivos.

La decisión la tomará el Tribunal Superior Electoral, que analiza el caso y podría definir el asunto en los próximos días. EFE