Karen Susana Ramos Luna  celebró sus quince años

  • Con una bonita celebración

El templo de San Agustín fue la sede de la ceremonia religiosa de la señorita   Karen Susana Ramos Luna, quien recibió la bendición y agradeció por llegar a la tan anhelada edad de las ilusiones.

Durante la misa conmemorativa por los XV años de la joven la estuvieron  acompañando sus queridos padres, los señores Susana Luna Limón y Juan Pablo Ramos Camargo, así mismo también estuvieron presentes sus padrinos de velación los señores Patricia Luna Limón y Rogelio Nieto Sierra, quienes pactaron el compromiso de guiar a la bella Ana Paula por el camino del bien.

La guapa quinceañera lució un bonito vestido, el cual la hizo verse juvenil, durante la ceremonia en donde el sacerdote celebrante le dedicó un bonito mensaje y la exhortó a ser siempre fiel ante Dios, y que sus oraciones sean todos los días para encontrar la paz y felicidad.

Así mismo le  pidió que sea una digna cristiana, siempre y cuando continúe firme y convencida de su religión para que Nuestro Señor Jesucristo le ofrezca una vida llena de paz y amor.

Al finalizar la ceremonia la jovencita abandonó el santo recinto para dirigirse a lo que fue su recepción, la cual tuvo lugar en el salón “María Bonita”, hasta donde se dieron cita familiares y amigos de la guapa debutante los cuales pasaron una gran velada.

 En la cual disfrutaron todos los presentes de una rica cena la cual fue  acompañada de refrescantes bebidas y algunos ricos postres y canapés los cuales se prepararon especialmente para esta celebración.

La quinceañera se notó muy emocionada y contenta en todo momento  ya que durante la tarde recibió halagos y  muchas felicitaciones por los ahí presentes, además de que se hizo acreedora a algunos obsequios.

La celebración transcurrió en medio de un gran ambiente el cual disfrutó Karen Susana, sin duda alguna se convirtió en un día inolvidable el cual siempre quedará en su memoria como un lindo recuerdo, muchas felicidades a la guapa debutante, por su presentación ante la  sociedad.