Karina y José Luis entrelazaron sus vidas para siempre ante los ojos de Dios

Hace días con gran ilusión y desbordando alegría y amor la encantadora Karina Quintero Soto y José Luis Ortiz Díaz llegaron hasta el altar del templo de Nuestra Señora de Los Ángeles, en donde decidieron unir sus vidas en sagrado matrimonio teniendo como testigo a familiares y amistades cercanas.  

En tan importante acontecimiento la pareja estuvo acompañada de sus  respectivos padres, por parte de ella los señores María de Lourdes Soto Enríquez y José Manuel Quinteros Pereda, y de él los señores José Luis Ortiz Vargas y Gloria Díaz Duarte, quienes ocuparon las primeras bancas del recinto religioso en donde siguieron muy atentos el desarrollo de la ceremonia.

El cortejo nupcial fue integrado por familiares y algunos amigos de la feliz pareja quienes fungieron como sus padrinos de velación, arras, lazo y anillos, además de orar por la felicidad del nuevo matrimonio.

Durante la ceremonia el sacerdote celebrante compartió con la feliz pareja, familia e invitados, un bonito mensaje a través del cual les habló sobre el amor, la unión, la familia y Dios, y les hizo una invitación para que compartan su existencia siempre rogando al Señor que los llene de bendiciones y sabiduría.

Después de que Karina y José Luis recibieron la santa bendición que los convirtió en marido y mujer abandonaron el santo recinto para trasladarse hasta las instalaciones del salón para fiestas “Cantera”, en donde se hicieron acompañar por sus demás familiares y amigos, los cuales fueron partícipes de la elegante celebración en la cual vivieron gratos momentos al lado de los felices novios.

Durante la recepción los presentes pudieron degustar de un delicioso platillo así como algunas selectas bebidas, las cuales fueron preparadas para esta gran ocasión.

Durante la velada la feliz pareja estuvo recibiendo halagos y bendiciones de sus queridos invitados, los cuales elevaron sus copas y brindaron por el amor y la felicidad que compartirán cada día de sus vidas como marido y mujer.

El nuevo matrimonio eligió Mazatlán para pasar unos  días de luna de miel.

Muchas felicidades  a los recién casados.