Kazajistán luchará contra los funcionarios corruptos, dice Nazarbáyev

Global Voices

Astaná, 5 oct (EFE).- El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, centró hoy su mensaje anual a la nación en la lucha contra la corrupción, a la vez que apostó por una amnistía fiscal para las pequeñas y medianas empresas.

De este modo, Nazarbáyev instó al Comité de Seguridad Nacional kazajo a “atrapar” a los funcionarios corruptos y “abrir una causa penal contra ellos”.

El líder kazajo apostó así por una transición hacia una economía sin dinero en efectivo ya que así se disminuiría el riesgo de corrupción.

Además, el líder kazajo solicitó al Gobierno que lleve a cabo una amnistía fiscal centrada en las pymes con el fin de reducir la economía sumergida en un 40 por ciento en los próximos tres años.

“Para que los negocios puedan funcionar desde cero, les pido que realicen a partir del 1 de enero de 2019 una amnistía para pequeñas y medianas empresas”, dijo Nazarbáyev.

Según el jefe del Estado kazajo, en la lucha contra la economía sumergida es necesario no centrarse únicamente en las medidas represivas, sino que se debe proteger a los empresarios de las “presiones y amenazas indebidas”.

“Es necesario eliminar las multas y sanciones si los empresarios pagan el monto principal del impuesto”, sostuvo.

Respecto a las medidas sociales, Nazarbáyev instó al Ejecutivo kazajo a elevar el salario mínimo de 28.000 a 42.000 tenges mensuales (de unos 65,5 a unos 98 euros).

“Cada ciudadano debe poder aprovechar su propio potencial y mejorar su bienestar material y su calidad de vida”, dijo el líder centroasiático.

Esta decisión aumentará el salario de 1,3 millones de personas y de unos 275.000 empleados públicos, lo que supondrá un desembolso de 96.000 millones de tenges para las arcas del Estado (unos 224 millones de euros).

Además, el presidente kazajo declaró a 2019 como “el año de la juventud” y apostó por un apoyo integral para este segmento de la sociedad y las familias, que “deben ser una prioridad de la política estatal”. EFE