Keiko Fujimori niega injerencia en Poder Judicial e implicación en escándalo

Agencia EFE

Lima, 19 jul (EFE).- La líder opositora peruana Keiko Fujimori negó hoy ser una persona influyente en el Poder Judicial de Perú, tras insistir en que nunca solicitó una reunión con el juez que aprobó un recurso a su favor en un proceso por lavado de activos, en medio del escándalo de corrupción judicial en el país.

Mediante un vídeo compartido en sus redes sociales, Fujimori dijo que nunca solicitó tal reunión y que nunca ha estado en la casa del señor (Antonio) Camayo, el empresario dueño de Iza Motors que coordina una supuesta reunión entre la “señora K” y el juez supremo César Hinostroza, suspendido de su cargo a raíz de la difusión de esta conversación.

“Yo soy sólo responsable de mis palabras y mis actos. Respecto a que mi persona estaría influyendo en las autoridades de nuestro país es absolutamente falso”, expresó la líder del fujimorista Fuerza Popular.

Fujimori indicó que es investigada por la Justicia peruana desde hace 18 años y que actualmente afronta cuatro pesquisas a cargo de la Fiscalía, una de ellas por presunto lavado de activos, en la cual intervino Hinostroza para impedir que se extendieran los plazos del proceso, abierto a raíz de supuestos aportes irregulares a sus campañas electorales de 2006 y 2011.

“Les recuerdo que hoy afronto cuatro investigaciones cuyos plazos están largamente vencidos, es absurdo entonces pretender afirmar que soy una persona influyente en el Poder Judicial”, expresó la excandidata presidencial.

Fujimori también se dirigió al mandatario Martín Vizcarra, a quien le dijo que los peruanos no solo quieren “que cumpla con su mandato hasta el 2021”, sino que “acabe bien”.

“Dé señales de un mandato responsable y firme en esta crisis, usted es el presidente a quien le toca gobernar, cuente con el apoyo de Fuerza Popular”, afirmó tras ofrecer los votos de su partido a favor de la reforma en el Poder Judicial anunciada por Vizcarra.

“Entendemos y compartimos el sentimiento que impulsa a la ciudadanía a salir a las calles a protestar, sin embargo promover llevarlo a extremos anárquicos es irresponsable”, señaló respecto a las marchas convocadas hoy contra la corrupción en el Poder Judicial y los presuntos vínculos con su partido.

El escándalo de corrupción se hizo público la pasada semana, con la divulgación de una serie de escuchas telefónicas que revelaron una amplia red de tráfico de influencias, cohecho y prevaricación en las más altas instancias de la judicatura, que incluye a altos magistrados, empresarios y políticos.

Las escuchas le costaron el cargo al ministro de Justicia, Salvador Heresi, que aparece en uno de los audios, y a cinco jueces de la Corte Superior de Justicia del Callao.

Otro de los involucrados es Hinostroza, quien incluso ofreció absolver al violador de una menor de 11 años y coordinó reuniones con una “Señora K” de la “fuerza número uno”, nombre en clave que medios y políticos locales relacionan con Keiko Fujimori y Fuerza Popular.

En plena crisis, Duberlí Rodríguez y Orlando Velásquez, presidentes del Poder Judicial y del Consejo Nacional de la Magistratura, respectivamente, renunciaron hoy, lo que llevó a Vizcarra a convocar a un pleno extraordinario del Congreso, que este viernes decidirá si rechaza la dimisión y destituye a los magistrados cuestionados. EFE