Kia prepara su expansión con nueva planta de producción en México

kia-motorsJulio César Rivas

Detroit (EEUU), 23 ene (EFEMEX).- La marca surcoreana Kia prepara el siguiente capítulo de su expansión en Estados Unidos con la reciente presentación del prototipo de todocamino de lujo Telluride y la próxima entrada en funcionamiento de su primera planta de montaje en México, informaron hoy a Efe directivos de la expresa.

El Telluride, un prototipo de todocamino de lujo de grandes dimensiones con tres filas de asientos que presta especial atención a la comodidad, fue la principal novedad que Kia trajo este año al Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (Naias), la gran fiesta del sector que se celebra en enero en Detroit.

Y aunque el Telluride es solo un prototipo, que siguiendo los plazos habituales en el sector no podría convertirse en realidad antes de cuatro o cinco años, el vehículo es un exacto indicador de hacia donde se dirige la marca surcoreana que en los últimos años ha protagonizado la perfecta historia de éxito.

El prototipo está basado en la plataforma del Sorento, el mayor todocamino que Kia tiene actualmente en el mercado estadounidense y que es uno de los modelos de más éxito del fabricante surcoreano.

El año pasado, Kia vendió en Estados Unidos un total de 116.249 unidades del Sorento, un 12,5 % más que en 2014. De hecho, el Sorento fue su tercer vehículo de más ventas en Estados Unidos, solo por detrás del sedán Optima y el Soul.

Kia, que introdujo la cuarta generación del Sorento en enero del año pasado, había detectado una clara tendencia en el mercado.

“La anterior generación del Sorento fue realmente el mayor éxito de nuestra historia”, dijo hoy a Efe Orth Hedrick, vicepresidente de planificación de producto de Kia en Estados Unidos.

“Durante el lanzamiento de ese vehículo, descubrimos que Sorento estaba atrayendo un enorme número de familias e individuos más acomodados. Y fue evidente que el interior tenía que ser más lujoso y refinado, con más equipamiento”, añadió.

“Ahora, el Sorento más equipado, el dotado con un motor en V6 y que cuenta con una tercer fila de asientos, está teniendo resultados extraordinarios. En algunos mercados de Estados Unidos representa entre el 40 y el 60 % de las ventas, lo que supone que estamos captando compradores con más recursos”, continuó Hedrick.

El Telluride está basado en la plataforma del Sorento, aunque es más grande y potente, al combinar un motor de 3,5 litros V6 de 270 caballos de potencia con una planta motriz eléctrica que genera 130 caballos extra.

“Todo ello, envuelto en un exterior muy masculino, que expresa confianza y atrevimiento. El Telluride es la evolución natural para acomodar a nuestra base de clientes, cuyo poder adquisitivo está aumentando, y responder a los nuevos gustos de los conductores que prefieren todocaminos a berlinas grandes”, puntuó Hedrick.

Pero el futuro que apunta Telluride no impide que Kia esté preparada para satisfacer la creciente demanda en el mercado estadounidense de automóviles más pequeños.

También en Detroit, Kia presentó las nuevas versiones de los modelos Forte y Forte5, berlinas subcompactas de cuatro y cinco puertas respectivamente de las que el año pasado el fabricante vendió 78.919 unidades en Estados Unidos.

Hasta ahora, Kia había limitado el énfasis que ponía en este vehículo porque Forte solo se producía en una planta surcoreana, que atendía las necesidades de todo el mundo.

“¡No podíamos traer más unidades a Estados Unidos!”, reconoció Hedrick.

Pero en los próximos meses la situación cambiará radicalmente cuando en mayo o junio entre en funcionamiento en la localidad mexicana de Monterrey la primera planta de producción de Kia en el país latinoamericano.

Monterrey producirá los nuevos modelos del Forte 2017 para el mercado estadounidense, lo que permitirá a Kia aumentar su enfoque en un modelo y segmento que es especialmente importante para los fabricantes.

Aunque el segmento de las berlinas subcompactas es muy competitivo y con un relativo margen de beneficio, supone el punto de entrada al mercado del automóvil para muchos conductores, especialmente los jóvenes. Compradores que en el futuro estarán en el mercado en busca de vehículos más grandes y costosos.

Hedrick destacó que esa lealtad es lo que Kia ha sido capaz de ganarse en Norteamérica a base de “calidad, diseño y valor” en sus vehículos. EFEMEX