Kilo de tortilla podría llegar a los 60 pesos

Antonio de la Torre Carlos, presidente de los Industriales de la Masa y la Tortilla de Durango, indicó que la propuesta de Ley Para el Fomento y Protección del Maíz Nativo es una buena intención de protección y producción de los agricultores mexicanos, pero no están en el mejor tiempo para que se apruebe, porque disminuiría la producción hasta tres o cuatro veces de lo que se tiene actualmente, propiciando que el kilo de producto se dispare hasta los 60 pesos, por lo que bajarían las ventas y los productores deberían dedicarse a otra cosa.

Luego de que se diera a conocer que la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural de la Cámara de Diputados llamara a votar sobre el dictamen de la Ley Federal Para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, algo que a decir de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México provocaría un desplome de la producción nacional y un alza de los precios en alimentos que contengan maíz, el presidente de los Industriales de la Masa y la Tortilla aseguró que es mejor buscar otras estrategias.

Y es que a decir de Antonio de la Torre las hectáreas que se producen con maíz puro o nativo pueden llegar a ser de hasta 5 toneladas, mientras que con el maíz híbrido se producen entre 15 y 18 toneladas, medida que se tiene para poder solventar la demanda de consumo tanto en México como en Estados Unidos; “el que en su momento se tomara la opción de sembrar y producir maíz híbrido fue para aumentar nuestra producción, disminuir los precios que nos estaban aumentando, pero sobre todo fue para poder cumplir con la demanda que se tenía en el país y en Estados Unidos”.

Manifestó que la idea de proteger el maíz nativo es buena, ya que mientras más limpio y puro sea el producto es mejor para las personas, pero esto desembocará en que el precio tan solo de las tortillas se incremente hasta en 60 pesos el kilo, volviéndose un producto no sustentable para los bolsillos de los mexicanos.

“La tortilla por muchos años ha sido un producto de la canasta básica y que consumen las personas de más escasos recursos, si los legisladores llegaran a votar a favor esta ley lo que provocaría es que este sector de la población deje de tener acceso a un producto ancestral y nutritivo, sería un alimento de elite y no para el pueblo en general”, aseguró.

Puntualizó que en estos momentos el sector está pasando por un momento un tanto difícil en el consumo de este producto, asegurando que anteriormente el consumo por persona era de 400 gramos diarios, ahora es de 150 gramos, disminución que golpeó de gran manera a los productores.

“La mala información y los nuevos tipos de alimentación que quitan productos como estos, fueron propiciadores de esta disminución, algo que provocó grandes pérdidas en su momento, pero ahorita más o menos estamos estables y si se aprueba esta ley lo que se hará es que los productores mejor opten por dedicarse a otra cosa porque esto en lugar de ayudarlos los dejará sin economía, nos golpearía más a nosotros que al consumidor”, aseguró.

Hizo un exhorto a los legisladores para que analicen bien las consecuencias que se llegarían a tener en caso de que aprueben la ley, asegurando que es mejor que se creen lazos directos entre los productores de maíz y las empresas productoras de alimentos derivados de este producto, sin que existan intermediarios que son los que afectan al mercado.

“Yo exhortaría a los diputaos y senadores federales y a los diputados locales a que en lugar de aprobar esta ley creen esquemas de trabajo directo entre los productores primarios y los que procesamos el producto, que eliminen a los intermediarios y las cosas serán mejores, ya que esta ley no es algo real en México ni factible”, concluyó.