Kirchnerismo asegura que adelantar fondos del FMI no resolverá “el problema”

Noticias Urbanas

Buenos Aires, 29 ago (EFE).- Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados del peronismo kirchnerista, criticó la decisión anunciada hoy por el presidente de Argentina, Mauricio Macri, de adelantar los fondos del crédito de 50.000 millones de dólares concedido en junio por el FMI y aseguró que no resolverá “el problema”.

“El adelantamiento de los fondos del FMI no resuelve el problema. Agranda el déficit externo y son insuficientes para financiar el déficit comercial y la fuga de capitales”, difundió Rossi en un comunicado.

En un video institucional difundido por la Presidencia, Macri aseguró que su decisión de adelantar este fondo apunta a “eliminar cualquier incertidumbre que se hubiera generado alrededor ante el empeoramiento del contexto internacional”.

Asimismo, alegaba que “garantizar el financiamiento para 2019” va a permitir “fortalecer la confianza (en los mercados) y retomar el sendero de crecimiento lo antes posible”.

Al respecto, Rossi recalcó que Macri ya “defraudó” la confianza de los argentinos y aseguró que su discurso de alarmar sobre la “falta de confianza” en los mercados es un “pretexto para seguir yendo al FMI, profundizar el ajuste social y el avasallamiento del Estado de Derecho”.

El mensaje se da después de que en las últimas semanas, por factores externos como la crisis turca o internos por el caso de corrupción que afecta a empresarios y funcionarios del anterior Gobierno, se haya vuelto a acelerar la brusca caída del peso argentino, que en lo que va de año se ha devaluado más del 68 % frente al dólar.

“Sé que estas situaciones tormentosas generan angustia y preocupación en muchos de ustedes. Lo sé y lo entiendo, pero sepan que estoy tomando todas las decisiones necesarias para cuidarlos”, agregó Macri en su mensaje de este miércoles.

El legislador insistió en que “el problema de la Argentina no es fiscal”, sino que es por “este rumbo económico”, que “liquidó el consumo popular frenando el mercado interno”.

“Hay recesión y no estamos generando divisas auténticas por exportaciones con valor agregado”, argumentó.

Para él, el mandatario está repitiendo “recetas del pasado”, basadas en el “endeudamiento, ajuste y especulación financiera” y pidió “ir por otro camino”, ya que “con este rumbo no van a mejorar, porque el problema es el rumbo”.

El 7 de junio pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó que el acuerdo de crédito con Argentina sería de 50.000 millones de dólares y que se abonaría en tres años.

El Gobierno comenzó a gestionarlo a comienzos de mayo pasado, en medio de una crisis cambiaria que agitó la economía argentina e incrementó la incertidumbre entre el abanico político y social, en un país atado a un peso ya muy afectado por la alta inflación.

Por aquel entonces concretaron que el primer tramo del préstamo sería de unos 15.000 millones de dólares y serviría para reforzar las partidas presupuestarias y las reservas del Banco Central, mientras que el segundo se trataría con “carácter precautorio”.

Sin embargo, la nueva catarata de jornadas de caídas de la divisa nacional ha ahondado en la turbulencia económica del país, agravada principalmente por el contexto internacional, marcado por la subida de tasas en Estados Unidos y la fuga de capitales de los mercados emergentes a ese país. EFE