Kremlin dice Davos “mina sus cimientos” si veta a oligarcas rusos sancionados

Moscú, 7 nov (EFE).- El Kremlin consideró hoy que el Foro Económico Mundial “mina sus cimientos” si ya no invita más a tres oligarcas rusos al prestigioso evento anual en la estación alpina suiza de Davos por las sanciones impuestas a éstos por EEUU.

Según informa hoy el diario “Financial Times”, los organizadores han “vetado” la asistencia del magnate ruso del aluminio Oleg Deripaska, el multimillonario industrial Víktor Vekselberg y el presidente del banco VTB, Andréi Kostin, al próximo Foro de Davos, que se celebrará del 22 al 25 de enero.

Consultado por Efe en Ginebra, el Foro Económico Mundial no ha querido comentar la información.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró hoy a los medios que el Foro de Davos, al rechazar a estos empresarios, “está minando sus cimientos”.

“Deripaska, Kostin y Vekselberg no se convirtieron en lo que son hoy gracias al Foro de Davos, sino que el Foro de Davos se convirtió en lo que es hoy por empresarios como ellos”, sostuvo Peskov al ser preguntado por la información del “Financial Times”.

Recalcó que la presencia rusa en el Foro Económico Mundial era tradicionalmente bastante grande, pero a raíz de esta decisión “posiblemente ya no lo sea tanto”.

Peskov remarcó además que el Foro Económico Mundial no es el único evento que se celebra en el mundo.

Los tres empresarios rusos fueron incluidos en la nueva “lista negra” que EEUU publicó en abril pasado y que está integrada por siete oligarcas y 17 altos funcionarios, muchos de ellos dirigentes de grandes compañías estatales.

Las sanciones estadounidenses implican que ellos no pueden hacer negocios con ciudadanos de EEUU y que sus bienes y activos que tengan en ese país queden congelados, pero estas restricciones no les impiden viajar a Suiza.

Por tanto, argumentan las fuentes citadas bajo anonimato por el “Financial Times”, no se trata de un asunto legal, sino de presiones al Foro de Davos por parte de EEUU para que no invite a esos tres oligarcas, que han asistido al evento anual en el pasado y que han organizado fiestas en la estación alpina.

Vekselberg tiene además intereses empresariales importantes en Suiza.

Cada año más de 3.000 participantes de 110 países del mundo político, empresarial y de la sociedad civil acuden a Davos para abordar los problemas más acuciantes del mundo, entre ellos decenas de jefes de Estado y de Gobierno.

El presidente ruso, Vladímir Putin, no ha asistido a ningún Foro Económico Mundial desde 2009, recuerda el “Financial Times”, y tampoco planea hacerlo el año próximo.

“No se han tomado decisiones con respecto al Foro en Davos, el presidente no tiene ningún plan al respecto”, indicó hoy el portavoz del Kremlin. EFE