La CE descarta revisar el acuerdo financiero con Londres si no hay pacto

Agencia EFE

Bruselas, 13 sep (EFE).- La Comisión Europea (CE) descartó hoy “revisar” el acuerdo financiero sellado con el Reino Unido, que fija el dinero que tiene que pagar a la Unión Europea por salir de ella, si las partes no llegan a cerrar el pacto final de retirada de ese país.

“No revisaremos las áreas del acuerdo de retirada que ahora están acordadas, incluido el acuerdo financiero”, señaló el portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, en la rueda de prensa diaria de la institución.

El ministro británico del “brexit”, Dominic Raab, afirmó hoy que el Reino Unido no pagará la “factura del divorcio” con la UE, estimada en unos 39.000 millones de libras (43.680 millones de euros), si no hay acuerdo con Bruselas.

En un artículo publicado hoy en el “Daily Telegraph”, el ministro señala que el Gobierno “no pagaría los términos del acuerdo financiero. No hay acuerdo sin un acuerdo entero”.

Schinas recordó las palabras del presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, durante su discurso sobre el Estado de la Unión, donde recalcó que la Comisión está dispuesta a “trabajar día y noche” para alcanzar un acuerdo con el Reino Unido.

El portavoz señaló que es necesario garantizar a los ciudadanos y las empresas que el Reino Unido “se retira de forma ordenada y que después haya estabilidad”.

“No será la CE quien se ponga en ese camino”, apostilló.

La factura financiera había sido acordada a finales del año pasado en la primera parte de las negociaciones entre Londres y Bruselas sobre el “brexit”, o salida británica de la UE, pero estas conversaciones continúan para alcanzar el acuerdo final.

Preguntadas por las declaraciones de Raab, fuentes europeas indicaron posteriormente que el acuerdo financiero “es parte del acuerdo de retirada” y que sin un acuerdo final “no habrá acuerdo de retirada”.

No obstante, indicaron que existe “una disputa legal” sobre si las obligaciones financieras británicas emanan únicamente de este documento o entran en juego otras normativas internacionales, por lo que un “brexit” sin acuerdo podría no liberar al Reino Unido de sus compromisos.

Las dos partes negocian de forma continuada pero hay incertidumbre sobre si podrán ponerse de acuerdo en octubre, fecha que se han fijado como objetivo para que dé tiempo a tramitar la legislación necesaria de cara al momento de salida, en marzo de 2019.

En especial, los problemas que plantea la frontera irlandesa están retrasando un acuerdo.

No obstante, el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, dio a entender esta semana que podría haber un pacto en seis u ocho semanas.

Fuentes europeas confirmaron también que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE abordarán en Salzburgo (Austria), donde se reunirán la próxima semana en una cumbre informal, una posible reunión extraordinaria a nivel de líderes en noviembre centrada en el “brexit”, así como en el estado de las negociaciones y el progreso que se espera en los próximos meses. EFE