La coalición árabe ordena investigar bombardeo en el norte de Yemen

Heraldo

Riad, 10 ago (EFE).- La coalición árabe liderada por Arabia Saudí ordenó hoy investigar el bombardeo realizado ayer en la provincia septentrional yemení de Saada en donde murieron 51 personas, la mayoría de ellos niños, y otras 79 resultaron heridas.

“La comandancia de la coalición informó inmediatamente al Equipo Conjunto para la Evaluación de Incidentes para verificar las circunstancias y los procedimientos” del ataque, indicó la agencia oficial de noticias saudí SPA, que citó a un responsable de alto rango de la alianza que no identificó.

La fuente explicó que esa medida fue tomada después de que la comandancia de la coalición siguiese “lo que los medios y algunos de los sitios web de las organizaciones humanitarias que operan en el Yemen publicaron” sobre el bombardeo.

El bombardeo de la coalición árabe contra vehículos en un mercado de Saada produjo ayer una matanza en esa provincia del norte de Yemen.

La mayoría de las víctimas eran alumnos de una escuela coránica que viajaban en un autobús para realizar actividades de verano, según diversas fuentes.

El responsable saudí subrayó el compromiso “constante” de la coalición por investigar todos los incidentes relacionados con denuncias de irregularidades y violaciones del derecho internacional, así como con juzgar a los responsables y compensar a las víctimas.

El equipo de Evaluación de Incidentes, establecido por la coalición en enero de 2016, está formado por un presidente y 13 miembros de los países de la alianza y suele investigar los sucesos resultantes de las operaciones de la coalición en el Yemen.

Horas después del bombardeo, el portavoz de la coalición, Turki al Malki, confirmó que la alianza de países suníes llevó a cabo el ataque en Saada, que calificó como “acción militar legítima” contra los “elementos” que habían atacado la ciudad suroccidental saudí de Yazán un día antes.

Esta no es la primera vez que la coalición árabe que actúa en el Yemen contra los rebeldes hutíes chiíes, golpea objetivos civiles y causa víctimas entre los ciudadanos del país vecino.

El conflicto armado en el Yemen comenzó en 2014, cuando los rebeldes hutíes ocuparon Saná y otras provincias, y se recrudeció en 2015 con la intervención de la coalición árabe a favor de las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi. EFE