La Corte Suprema colombiana suspende proceso contra expresidente Uribe

Kienyke

Bogotá, 30 jul (EFE).- La Corte Suprema de Justicia de Colombia suspendió hoy los procesos en contra del expresidente Álvaro Uribe y el representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada por los delitos de soborno y fraude procesal hasta que se resuelva la recusación del primero de ellos a varios magistrados.

“En virtud de la recusación de la defensa del senador Álvaro Uribe a los tres magistrados de la Sala de Instrucción II, por disposición legal y mientras se tramita dicho incidente, la Corte Suprema de Justicia suspendió la actuación que adelanta contra él y el representante Álvaro Prada”, indicó la instancia judicial en Twitter.

Álvaro Uribe anunció hoy que recusará a uno de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que le citó a indagatoria por un caso de presunto soborno y fraude procesal y que acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la actuación en su contra.

El exmandatario explicó que el magistrado José Luis Barceló “ha venido actuando a través de (la investigadora) Sandra Yepes”, una mujer que considera “sesgada” en su contra.

“No habría necesidad de recusarlo, deberían declararse impedidos, una cosa de esas en otro país lleva a un magistrado a renunciar a la Corte”, afirmó Uribe, quien agregó que elevará su queja por el caso ante la CIDH “rápidamente”.

Por su parte, Jaime Granados, uno de los abogados de Uribe, detalló que ya presentaron el documento para recusar a la sala segunda de instrucción de la Corte Suprema de Justicia, puesto que consideran que “han afectado el derecho a la defensa” al expresidente.

Uribe, que fue presidente entre 2002 y 2010, fue citado por la Corte Suprema como parte de un proceso que se le sigue por presunta manipulación de testigos en el que está enfrentado al también senador Iván Cepeda, del partido de izquierdas Polo Democrático Alternativo (PDA).

Todo se remonta al 2012, cuando Uribe denunció a Cepeda por el presunto uso de falsos testigos al acusarlo de buscar a exparamilitares en las cárceles y convencerlos de que declararan en su contra.

Con esos testimonios, Cepeda vinculaba a Uribe con grupos paramilitares en su natal departamento de Antioquia (noroeste). EFE