La defensa del exvicepresidente de Ecuador Glas prepara recurso de casación

El Ciudadano

Quito, 11 jun (EFE).- La defensa del exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas, prepara un recurso de casación después de que un tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), rechazara una apelación a la condena a seis años de cárcel por el presunto delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht.

Eduardo Franco Loor, abogado de Glas, comentó hoy a Efe que está a la espera de la notificación por escrito del tribunal que el pasado viernes negó la apelación, a fin de poder presentar, en el plazo de cinco días hábiles, el recurso de casación.

“Pensamos que el tribunal de alzada ha contravenido expresamente la ley”, señaló el letrado al indicar que en el recurso que preparan fundamentarán las razones que justifiquen esa afirmación.

Franco Loor subrayó que al no estar la sentencia en firme, su defendido “es una persona (a la) que el derecho todavía considera inocente porque no hay sentencia ejecutoriada”, insistió.

El abogado de Glas, que considera que su defendido es “un detenido político”, señaló que en caso de no tener resultados positivos en el recurso de casación, tienen aún la posibilidad de presentar una acción extraordinaria de protección ante la Corte Constitucional.

Una vez agotados todos los recursos a nivel local, Franco Loor no descarta llevar el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Al negar el recurso de apelación, el tribunal de la CNJ confirmó el viernes la pena de seis años de cárcel en el marco del caso Odebrecht que se le impuso al que fuera segundo mandatario en diciembre pasado.

El exvicepresidente, que fue condenado por hechos ocurridos cuando era responsable de Sectores Estratégicos entre 2010 y 2012, ganó la Vicepresidencia de Ecuador en las elecciones de abril del año pasado, a las que acudió en fórmula electoral con el actual presidente, Lenín Moreno, del que se distanció poco después.

El tribunal consideró probado que Glas se benefició de 13,5 millones de dólares en sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht para la adjudicación de cinco contratos de obra entre 2012 y 2016, cuando estaba a cargo de sectores estratégicos durante el Gobierno del anterior presidente, Rafael Correa. EFE