La despedida de Kohl, el 1 de julio en el Parlamento Europeo y en Alemania

Berlín, 20 jun (EFE).- El excanciller de Alemania Helmut Kohl, que murió el pasado viernes a los 87 años, será homenajeado el 1 de julio con una acto oficial en el Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo (Francia) y después con una ceremonia de Estado en la ciudad alemana de Espira.

El ministerio alemán de Interior informó hoy en un comunicado de que la ceremonia en Alemania sucederá a la organizada por la Eurocámara ese mismo día y consistirá en un oficio religioso en la catedral de Espira (Speyer, en alemán) y una despedida militar.

“Para honrar al ex canciller alemán y gran europeo Helmut Kohl se organizará por primera vez en la historia de la UE una ceremonia de recuerdo europea”, señala un comunicado de prensa conjunto del ministerio y la presidencia alemana.

Agrega que “por deseo de la viuda del fallecido, no habrá ningún funeral de Estado nacional adicional. Al concluir el acto europeo, habrá una ceremonia de estado en Alemania”.

El diario “Bild” publicó hoy que el PE rendiría homenaje a Kohl, canciller alemán entre 1982 y 1998 y considerado uno de los principales impulsores de la integración europea, con un acto en el que está prevista la participación de la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Emmanuel Macron y el expresidente de EEUU Bill Clinton.

Según el diario “Süddeutsche Zeitung”, también tomará la palabra en la ceremonia europea el expresidente del Gobierno español Felipe González, uno de los grandes aliados de Kohl en el proceso de reunificación de Alemania.

El excanciller será enterrado en Espira, y no junto a su familia en la cercana ciudad de Ludwigshafen (oeste del país).

En esta ciudad tuvo Kohl su “refugio espiritual”, en sus tiempos de estudiante en la vecina ciudad de Heidelberg.

Ahí se celebraron asimismo los funerales por su primera esposa, Hannelore Kohl, quien se suicidó en 2001.

Helmut Kohl se casó en 2008 con Maike Richter, 34 años más joven que él y a quien lo hijos del excanciller han acusado reiterada y públicamente de manipuladora y de haberles separado de su padre.

Según el “Bild”, Kohl y su esposa visitaron el viejo cementerio de Espira en 2015, cuando empeoró la salud del político, y eligieron el lugar del entierro. EFE