La exreina de belleza de P.Rico recurrirá sentencia y reitera su inocencia

La Voz Hispana

San Juan, 5 oct (EFE).- Áurea Vázquez Rijos, exreina de belleza en Puerto Rico acusada principal del asesinato por encargo en 2005 del que fuera su marido, el empresario canadiense Adam Anhang Uster, hallada culpable esta semana, recurrirá la sentencia en Estados Unidos y ha reiterado que es inocente.

El abogado del padre del empresario asesinado, Manuel San Juan, señaló hoy a Efe que a pesar de que la defensa de Vázquez Rijos recurra la sentencia no será fácil que el juicio vuelva a celebrarse, ya que solo un 3 % de las veces el Primer Circuito de Apelaciones de Boston -el que administrativamente corresponde a los casos de Puerto Rico- decide que se repita el proceso.

Vázquez Rijos dio a conocer la decisión de recurrir a través de unas declaraciones escritas remitidas al diario local “El Nuevo Día”.

“Yo reitero mi inocencia”, sostuvo Vázquez Rijos, que el pasado miércoles fue encontrada culpable por un jurado compuesto por doce personas por encabezar una conspiración para ordenar el asesinato de su esposo, un empresario canadiense con negocios en el sector inmobiliario en la isla.

Junto a la bautizada por la prensa local como la “viuda negra” fueron condenados su hermana, Marcia, y su excuñado, José Ferrer.

El pliego acusatorio señala que el objetivo de la conspiración era que la principal acusada se embolsara los 8 millones que le correspondían gracias al contrato prematrimonial firmado, que establecía que en caso de fallecimiento de uno de los miembros de la pareja el sobreviviente se quedaría con el 30 % de los bienes del fallecido.

San Juan resaltó que el padre del fallecido se siente “aliviado” después de que el jurado declarara culpable a Vázquez Rijos y que su defendido -al que asesoró legalmente cuando la mujer reclamó a la familia los 8 millones de dólares- acudirá el próximo 31 de enero a Puerto Rico para conocer la condena por el asesinato de su hijo.

Aclaró que la defensa de Vázquez Rijos sometió una moción de juicio nulo -rechazado por el juez-, un procedimiento previo que se sigue para recurrir la sentencia, pero que es poco probable que el Primer Circuito de Apelaciones de Boston decida volver a repetir el juicio.

Una vez iniciado el proceso por parte de la defensa, un panel formado por tres jueces del Primer Circuito de Apelaciones de Boston estudiará si hay posibilidades de que vuelva a celebrarse .

En cuanto a qué condena puede recibir Vázquez Rijos y los otros dos acusados, indicó que sin duda se tratará de muchos años de cárcel.

“Continuaré luchando por mi libertad y demostrar que en nada estoy involucrada con los hechos acontecidos”, destacó la esposa del empresario asesinado en las declaraciones enviadas al periódico sanjuanero.

La Fiscalía federal imputó a los tres sentenciados la contratación de Alex Pabón, un individuo de los bajos fondos de la capital puertorriqueña, para asesinar al empresario canadiense.

Pabón fue arrestado por el FBI en abril de 2008 y confesó haber asesinado al empresario a cambio de 3 millones de dólares que le ofreció Vázquez Rijos.

El caso fue acogido inicialmente por la Justicia puertorriqueña, que condenó por el asesinato a Jonathan Román, sentenciado a cadena perpetua.

Román sería liberado posteriormente una vez que el FBI se hiciera con el caso a nivel federal, lo que provocó el arresto de Pabón, quien se confesó culpable del asesinato del empresario por encargo de los tres acusados.

El empresario fue asesinado el 22 de septiembre de 2005 en la capital puertorriqueña, desde donde poco después Vázquez Rijos huyó a Italia antes de ser acusada por un jurado federal el 4 de junio de 2008.

Vázquez Rijos, tras ser atraída a Madrid en una operación organizada Oficina Federal de Investigación (FBI, en inglés), donde creía que iba a trabajar como guía turístico, fue detenida el 30 de junio de 2013 en el aeropuerto de la capital de España, donde el proceso de extradición a EE.UU. es mucho más sencillo que en Italia.

La abogada de la mujer, Lydia Lizarríbar, explicó que antes de presentar la apelación al Primer Circuito de Apelaciones de Boston habrá que evaluar el expediente. EFE