La familia de española víctima de una secta en Perú denuncia “desprotección”

laSexta

Elche (España), 13 ago (EFE).- Familiares de la joven española Patricia Aguilar, liberada de una secta en Perú, subrayaron hoy la “falta de leyes que legislen casos” como éste, ya que se hallan “desprotegidos” y consideran que es algo que le puede pasar a “cualquiera”.

La mujer, de 19 años, regresó a España el 10 de julio con su padre y su bebe de dos meses, hijo de la relación con el líder de la secta que supuestamente la captó, Félix Steven Manrique, ahora en prisión preventiva en Perú.

“Sin leyes estamos perdidos”, indicó la portavoz de la familia, Noelia Bru, en una rueda de prensa en Elche (este), localidad natal de la víctima.

Bru solicitó, además, un protocolo y formación policial para “saber cómo actuar en estas situaciones”, así como un observatorio para la prevención y centros de ayuda para los captados por sectas.

Remarcó que Patricia, tras permanecer un año y medio en Perú, volvió a España “por voluntad propia”, pues se dio cuenta de que estaba “malviviendo”, y recibió el apoyo de la familia y amigos, quienes no le reprocharon “nada”, precisó Bru.

La familia decidió que la única solución para poder traerla de vuelta era que su padre, Alberto Aguilar, viajara al Perú, adonde se desplazó en dos ocasiones para encontrarla.

Según Bru, Manrique “se aprovechaba de la vulnerabilidad y el estado económico de algunas familias”.

“Esperamos que la justicia haga su trabajo. Llegaremos con la denuncia hasta el final y buscando pruebas para que tenga una condena considerable”, recalcó la portavoz.

La abogada de la asociación SOS Desaparecidos Maite Rojas explicó que Manrique cumple prisión preventiva por presunto delito de trata de seres y explotación laboral y sexual de adeptas y menores, aunque recurrió “alegando voluntariedad de Patricia y el resto de las adeptas”.

La joven español, de 19 años, se fue de casa el 7 de enero de 2017, cuando el líder de la secta supuestamente la convenció en internet para que huyera a Perú y se uniera a él.

Patricia Aguilar fue encontrada el pasado 4 de julio, sola y al cuidado de varios menores, entre ellos su bebé, en una casa ubicada en una zona peligrosa de Perú, como resultado de una operación llevada a cabo desde la Fiscalía de trata de personas de aquel país. EFE