Inicio > Noticias > Internacional > La fecha de juicio a Martinelli por escuchas genera controversia en Panamá

La fecha de juicio a Martinelli por escuchas genera controversia en Panamá

Panamá, 21 ene (EFE).- La fecha de inicio del juicio al expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014) por un caso de escuchas ilegales y peculado, establecida este lunes para el próximo 12 de marzo, generó controversia en el país centroamericano y tomó por sorpresa a una parte de los querellantes.

El juicio al expresidente, de 66 años, encarcelado preventivamente y que enfrenta cuatro delitos que suman 21 años de prisión, debió comenzar el pasado 11 de diciembre pero el cambio del juez natural retrasó el proceso, que comenzó en 2015 cuando Martinelli era diputado centroamericano y por tanto sujeto de investigación del Supremo.

La renuncia del ex jefe de Estado a la diputación regional días después de que llegara extraditado por Estados Unidos en junio pasado fue el argumento presentado por la defensa ante el pleno del Supremo para pedir que el caso pasara a la Justicia ordinaria, lo que finalmente ocurrió el pasado 7 de diciembre por decisión de la mayoría de los magistrados del máximo tribunal.

Uno de los querellantes en el proceso, el político opositor y supuesta víctima de las escuchas Mitchell Doens, no ocultó este lunes a Efe su sorpresa por la fecha determinada por la Oficina Judicial.

El 12 de marzo “realmente está más cerca de lo que yo había pensado, como es un tema que lo van a ventilar nuevos fiscales, nuevos jueces, y por razones administrativas, me pareció que iba a tomar tiempo conocer la materia”, comentó el exministro, que ha pedido a Martinelli un resarcimiento de 20 millones de dólares.

“Para mí es una sorpresa que se haga el 12 de marzo. Pensé que sería en junio o agosto. Pero mejor así, así salimos de este problema”, añadió el político del histórico Partido Revolucionario Democrático (PRD), que insistió es que espera que Martinelli sea condenado porque las pruebas en su contra son “contundentes”.

El abogado defensor del expresidente, Sidney Sittón, se mostró por su parte en desacuerdo con la fecha del 12 de marzo y dijo que era producto de una supuesta manipulación del sistema judicial.

En declaraciones a Efe, el defensor argumentó que un sistema eléctrico asigna las fechas de audiencia por orden cronológico, de acuerdo con la fecha de recibimiento del caso, por lo que el juicio a Martinelli debía quedar para julio próximo.

“La defensa va a presentar una denuncia contra el director de la Oficina Judicial, en función de que se violó el orden cronológico de asignación de fechas de audiencia el cual ya iba por julio (…) y vamos a pedir que se haga una inspección al sistema electrónico para corroborar de que el mismo fue burlado o alterado”, aseveró.

Pero el experto constitucionalista Ernesto Cedeño defendió la probidad del sistema penal acusatorio (SPA), descartando la posibilidad de una manipulación, y opinó que la audiencia de juicio a Martinelli se ha “programado en tiempo oportuno”.

El también analista recalcó a Efe que “hasta ahora no ha habido ninguna queja del sistema aleatorio del SPA, y que hay que darle un espaldarazo porque está jugando su papel”.

Este mismo lunes el Órgano Judicial informó de que programó para el próximo 4 de febrero una audiencia para atender una solicitud de fianza de excarcelación presentada por la defensa del exgobernante, que lleva preso casi 20 meses, 12 de ellos en Estados Unidos en razón del pedido panameño de extradición.

A juicio de Cedeño, la decisión judicial sobre la excarcelación va a generar controversia sea cual sea, tomando en cuenta que ya la Corte Suprema, cuando el caso estaba en su ámbito, negó esa posibilidad a Martinelli alegando el peligro de fuga.

Martinelli se fue de Panamá en enero de 2015, el mismo día que la Corte Suprema abrió el primero de una cerca de una decena de casos en su contra, incluido el de las escuchas a más de un centenar de políticos, empresarios y periodistas, entre otros.

El exmandatario alega ser inocente de todas las acusaciones y un perseguido político del actual gobernante de Panamá, Juan Carlos Varela, quien niega ese señalamiento y se dice respetuoso de la separación de los poderes. EFE

%d bloggers like this: