La Fiscalía arranca su alegato final contra Weinstein defendiendo a Sciorra

Nueva York, 14 feb (EFE).- La fiscal Joan Illuzzi-Orbon comenzó este viernes su alegato final en el juicio contra el productor de cine Harvey Weinstein, acusado de violación, defendiendo el testimonio de la actriz Annabella Sciorra y describiendo al magnate de Hollywood como un depredador sexual.

Con americana negra y blusa blanca, Illuzi-Orbon, que se dirigió directamente al jurado y dejó a un lado el atril, preguntó “¿por qué iba a mentir Annabella?”, como sugiere la defensa de Weinstein, que ha puesto en tela de juicio los testimonios de las seis mujeres que han comparecido contra el todopoderoso productor.

“¿Qué llevó a Annabella a testificar ante ustedes, delante de ellos (el público y la prensa presente) y de todo el mundo” que había sido violada?, preguntó de nuevo la fiscal antes de responder a la pregunta asegurando que al testificar ha puesto en peligro su carrera, porque nadie va a querer “conectar esa imagen con ninguna película”.

Frente a los abogados de Weinstein, que han intentado deslegitimar el testimonio de Sciorra y su cronología de los hechos, la fiscal dedicó la primera hora de su discurso a dibujar los hechos y a justificar las lagunas temporales de la actriz con los testimonios de la psicóloga Barbara Ziv.

Illuzi-Orbon recordó que, según la experta, muchas víctimas no denuncian ni hablan de lo ocurrido porque no quieren que “el hombre que las ha asaltado sexualmente” arruine su reputación, sus amistades o pongan en peligro su trabajo.

En un discurso plagado de ironía, la fiscal describió a Weinstein como un depredador sexual adicto al sexo, poderoso, influyente y “extremadamente agresivo”.

“Se creía el rey de su universo”, dijo Illuzi-Orbon mientras en la pantalla del juzgado aparecía una foto del acusado sobre una alfombra roja y con decenas de periodistas reclamando su atención.

Recordó también que un testigo de la defensa, Paul Feldsher, amigo de Weinstein y en los años 90 también de Sciorra, describió al productor como un adicto al sexo.

“Lo dijo su amigo (Feldsher), no un policía, no un abogado, es su amigo (..). Gracias Paul Feldsher”, dijo Illuzzi-Orbon a los miembros del jurado.

Asimismo recordó dos momentos del testimonio de Sciorra y de Jessica Mann en que ambas citaron la agresividad de Weinstein y como sus “ojos se pusieron negros” de furia.

Tras los alegatos de la Fiscalía y la defensa, que se dirigió al jurado ayer, jueves, el próximo martes el juez pedirá a los miembros del jurado que se retiren para determinar su veredicto, si Weinstein es culpable o no de los cinco cargos de abuso sexual, dos de ellos violación. EFE