La Fiscalía insiste en que Lula debe desistir de su candidatura presidencial

Brasilia, 11 sep (EFE).- La Fiscalía General de Brasil remitió hoy una nota a la Corte Suprema, en la cual insiste en que, según la Justicia electoral, hoy vence el plazo para que Luiz Inácio Lula da Silva desista de su candidatura para las elecciones de octubre.

En esa nota, la fiscal general, Raquel Dodge, también reitera que unas medidas cautelares dictadas por el Comité de Derechos de la ONU, que ha pedido amplias garantías para que Lula pueda ejercer sus “derechos políticos” aún en prisión, no tienen carácter vinculante y y no pueden “sobreponerse” a la legislación brasileña.

Lula está preso desde el pasado 7 de abril, condenado a doce años por corrupción, y de acuerdo a las normas en vigor en el país, una persona con una sentencia confirmada en segunda instancia, como es su caso, no puede postular a ningún cargo público

Los abogados del exmandatario han presentado decenas de recursos ante los tribunales para intentar mantener su candidatura, pero al menos hasta ahora han sido negados sistemáticamente.

Aún queda pendiente una última apelación presentada el pasado fin de semana ante el Supremo, en la que el Partido de los Trabajadores (PT) contesta la decisión que vetó su candidatura, adoptada por el Tribunal Superior Electoral hace diez días y en la cual también se dio plazo hasta hoy para que Lula sea sustituido como candidato.

La Corte Suprema aún no se ha pronunciado sobre esa última acción y la dirección nacional del PT convocó a una reunión en la ciudad de Curitiba, donde el expresidente cumple su condena en una celda de la sede de la Policía Federal.

Según fuentes del partido, en esa reunión se analizará la posible sustitución de Lula por Fernando Haddad, exministro de Educación y coordinador del programa de gobierno del PT, que fue inscrito en la fórmula de esa formación como candidato a vicepresidente.

Hasta ahora, los sondeos le atribuían a Lula una intención de voto cercana al 40 %, que le situaba como máximo favorito para las elecciones del próximo 7 de octubre.

En escenarios sin su participación, el último sondeo, publicado por el instituto Datafolha, situó en primer lugar con un 24 % de los apoyos al ultraderechista Jair Bolsonaro, hospitalizado después de ser apuñalado la semana pasada durante un mitin.

Por detrás de Bolsonaro, la encuesta ubicó al laborista Ciro Gomes (13 %), la ecologista Marina Silva (11 %) y el socialdemócrata Geraldo Alckmin (10 %), en tanto que le atribuyó a Haddad, si fuera finalmente el sustituto de Lula, un 9 % de las simpatías.

En cualquier caso, esos resultados llevarían el pleito a una segunda vuelta, que sería celebrada el 28 de octubre y en la que Bolsonaro perdería contra Gomes, Silva o Alckmin, y estaría prácticamente empatado con Haddad. EFE