lunes, septiembre 28, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > La Fiscalía lusa da la razón a Costa y no ve ilegalidades en el “Familygate”

La Fiscalía lusa da la razón a Costa y no ve ilegalidades en el “Familygate”

Lisboa, 20 sep (EFE).- La Fiscalía portuguesa dio la razón al primer ministro, António Costa, en el polémico caso conocido como “Familygate” y consideró que no hay ilegalidades en los negocios de familiares de algunos miembros del Gobierno con el Estado.

El gabinete del socialista Costa divulgó hoy un comunicado con las conclusiones de la valoración jurídica de la Fiscalía, solicitada por el primer ministro a finales de julio, y en él que el órgano considera que las leyes no pueden ser interpretadas de forma estrictamente literal.

La Fiscalía señaló que no se debe extraer “de modo mecánico” el sentido “aparente e inmediato” de las normas, sino tener en cuenta otros aspectos, como la “voluntad” del legislador.

También refiere, según el gabinete de Costa, que los impedimentos recogidos en la ley no deben aplicarse a todos los contratos celebrados por empresas de familiares con cualquier entidad pública, sino a los que se realicen con entidades que tienen algún tipo de dependencia con el área que tutela el cargo público.

Costa decidió homologar esta valoración, que llega a tres días del inicio de la campaña electoral para los comicios generales del 6 de octubre -para los que el socialista se postula como claro favorito-, por lo que pasará a utilizarse “como interpretación oficial por parte de la Administración pública”.

La valoración jurídica fue solicitada tras la polémica suscitada a finales de julio, cuando la prensa destapó varios casos de familiares de gobernantes que hicieron negocios con el Estado, lo que quedó bautizado como “Familygate”.

El primer ministro consideró entonces que la ley que define las incompatibilidades para los cargos públicos se estaba interpretando más allá de la “práctica corriente” a lo largo de los años y que le generaba “dudas” que alguien tuviese que ser responsabilizado por actos sobre los que no tenía “poder de control”.

El “Familygate” estalló después de que la prensa destapase que una empresa del hijo de José Artur Neves, entonces secretario de Estado de Protección Civil, había realizado varios contratos públicos cuando su padre ya estaba en el cargo.

Neves, que entonces aguantó la polémica, dimitió esta semana después de que la Fiscalía le declarase sospechoso en un escándalo relacionado con una campaña contra incendios, en el que se investigan delitos de fraude en la obtención de fondos de la Unión Europea, participación económica en negocio y corrupción.

Además de Neves, la prensa destapó otros contratos públicos con familiares del ministro de Infraestructuras y Vivienda, Pedro Nuno Santos; la de Justicia, Francisca Van Dunem, y la de Cultura, Graça Fonseca. EFE

%d bloggers like this: