Inicio > Noticias > Nacional > La fuerte industria musical de México no se rinde ante el COVID-19

La fuerte industria musical de México no se rinde ante el COVID-19

Inés Amarelo

México, 6 abr (EFE).- México es uno de los lugares del mundo donde más música se consume, tanto en directo como vía “streaming”, y la pandemia mundial del coronavirus está haciendo estragos en esta industria que, a pesar de todo, no planea rendirse.

Conciertos en directo desde casa, uniones de bandas y organismos para afrontar la difícil situación, fondos de apoyo a artistas o diversificación de campos de trabajo son algunas de las propuestas de mexicanos pertenecientes a la industria para que la música no deje de sonar.

A pesar de que el número de contagiados de COVID-19 está creciendo en México más lentamente que en otros países -actualmente hay 2.143 contagiados y 94 personas han fallecido- desde hace más de tres semanas, los eventos musicales fueron poco a poco cancelándose y posponiéndose a la vez que muchas personas decidieron voluntariamente quedarse en casa.

Al verse cancelados los conciertos, los músicos comenzaron a moverse a las redes sociales y esto, explicaron expertos a Efe, se volvió en cierta manera contraproducente por un superávit de directos y porque los músicos y empresas audiovisuales no reciben ingresos por realizar vídeos de “conciertos” a través de internet.

“Es muy evidente que el ‘show’ en vivo es lo más ágil de la industria, todo se volcó al ‘livestream’ pero ahora hay superávit. Se ha vuelto contraproducente y, al contrario de lo que podría parecer, los ‘streams’ han bajado aunque hay más usuarios de pago”, explicó a Efe Gregorio Hernández, director de distribución musical y publicaciones de Onda Mundial.

LA TENDENCIA A LA DIVERSIFICACIÓN SE FORTALECE

La comunidad de artistas y profesionales de la industria musical con ADN latinoamericano, conocida como Onda Mundial, cuenta con una radio, un sello discográfico, contenido editorial y eventos.

En su caso, han tenido la posibilidad de diversificar su actividad y centrarse más en la radio y un el sello discográfico ante la crisis del coronavirus, que inhabilita sus otros sectores.

Para Hernández, esta diversificación, una tendencia que lleva ya varios años viéndose en las empresas musicales, es una ventaja y una de las maneras de intentar sobrevivir en esta crisis.

Asimismo, el experto destacó la necesidad de que la población a la que le guste la música en vivo y a quienes contraten a artistas ayude a que estos puedan sobrevivir, más que volcarse con el “streaming”

“Es un tipo de ayuda relacionada más bien con ver cómo ayudar al músico. Siendo más justos, no reganteando, etcétera. Invitamos al consumo pero sin saturar. Toca encontrar la manera de sobrevivir”, terminó.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

De esta crisis, a pesar de todo, están saliendo uniones, proyectos y estrategias que antes costaba más desarrollar en esta industria que siempre ha sido competitiva, aunque unida.

Un claro ejemplo de esta unión es la iniciativa “Música México COVID-19”, una web en la que varios agentes de la industria musical se unen para dar información sobre la situación del coronavirus en México y los apoyos que van surgiendo.

“Este apagón brutal que hemos tenido de un día a otro lo veíamos venir desde noviembre pero pensábamos que no iba a tocar. Desde la Universidad de Guadalajara vimos la necesidad de proveer un vínculo donde todos podamos estar informados”, explicó a Efe Igor Lozada, director de difusión cultural de ese centro educativo.

Esta institución pública de educación forma parte de la iniciativa junto con otros organismos como la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (Amprofon), de la que son socios empresas de la talla de Warner Music, Sony Music o Universal Music.

“La respuesta ha sido buena. Lo más sorprendente es que en menos de 24 horas después de lanzar la página empezamos a tener interacción con personas de la industria”, comentó a Efe Guillermo González King, director general Amprofon.

Ambos confían en la capacidad de la industria para adaptarse a nuevos escenarios, que ya ha sido demostrada con los cambios de soporte (vinilo, casete o CD) o con la digitalización.

Con la iniciativa, las asociaciones y organismos participantes buscan informar, buscar soluciones y también darse a conocer por si alguien desease ofrecer un apoyo, no necesariamente económico.

Desde las grandes empresas discográficas como Sony o Universal están recurriendo a uniones y, específicamente en México, debido a que la pausa en las actividades económicas comenzó recientemente, la mayoría está planteando posibilidades.

Por su parte, Sony Music también está utilizando su buena posición para ayudar tanto a sus artistas como a la sociedad en general.

La semana pasada Sony Corporation anunció el lanzamiento de un fondo de 100 millones de dólares para ayudar a médicos, educadores y también creadores y otros miembros de la comunidad del entretenimiento a sobrevivir y sufragar gastos en una época muy compleja como está siendo esta crisis por coronavirus. EFE

%d bloggers like this: