La Iglesia de El Salvador pide a políticos una campaña “limpia y de altura”

Eldiario.es

San Salvador, 18 feb (EFE).- El arzobispo de la capital de El Salvador, José Luis Escobar Alas, pidió hoy a los políticos realizar una “campaña limpia y de altura” de cara a las elecciones municipales y legislativas que se celebrarán el próximo 4 de marzo en el país.

El religioso, quien felicitó a los candidatos por “el respeto y ausencia de violencia que se percibe entre rivales” durante una conferencia de prensa en el Arzobispado, invitó a hacer propuestas “factibles, efectivas y que puedan cumplir, porque lo contrario es engañar al pueblo”.

Escobar Alas insistió, especialmente, en la necesidad de transmitir propuestas “reales” sobre cómo piensan responder al problema de la violencia en todo el territorio salvadoreño aquellos que salgan elegidos, tanto al frente de las alcaldías como en la Asamblea Legislativa.

“Hay un esfuerzo importante por parte de nuestros políticos en el tema de la violencia, pero hay que hacer más, hay que ir hacia la prevención y la reinserción, brindando oportunidades y trabajo digno, sobre todo a personas que viven en las zonas más vulnerables”, sugirió el arzobispo.

Para Escobar Alas, si no se brindan opciones a los jóvenes, “las cárceles se saturan de personas que han delinquido y que lo seguirán haciendo cuando sean puestas en libertad, y así no se arregla el problema”.

Por otra parte, el representante de la Iglesia invitó a los salvadoreños a ir a votar el día 4 de marzo, aunque, reconoció, “hay gran descontento en la población y muchas personas no se ven representadas en los partidos y eso llevará a votos nulos o abstención”.

No obstante, consideró que quienes se abstienen o emiten voto nulo, “están en su derecho y es respetable, pero de este modo, permiten que otros decidan por ellos”.

“Nosotros llamamos a los electores a votar libre y responsablemente, y a las autoridades responsables del proceso electoral, que se garantice la limpieza en los comicios”, insistió Escobar Alas.

Unos 5,2 millones de salvadoreños fueron convocados a inicios de octubre pasado a las elecciones legislativas y municipales de marzo de 2018, en las que se renovarán los 84 escaños en el Congreso y los gobiernos de los 262 municipios de todo el país.

Se trata de la novena elección legislativa y municipal desde la firma de los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a 12 años de guerra civil (1980-1992).

Actualmente, el Congreso salvadoreño está integrado por 35 diputados de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), 31 del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), 11 de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), 6 del Partido de Concertación Nacional (PCN) y uno del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Por otra parte, de los 262 municipios del país centroamericano, 119 son gobernados por Arena, 82 por el FMNL, 19 por GANA, 16 por el PCN y 5 por el PDC, el resto son dirigidos por coaliciones.

En El Salvador, las elecciones de diputados y alcaldes se celebran cada tres años y las presidenciales cada cinco.EFE