Inicio > Noticias > Internacional > La Justicia de Brasil autoriza uso de datos fiscales en casos de corrupción

La Justicia de Brasil autoriza uso de datos fiscales en casos de corrupción

Brasilia, 28 nov (EFE).- La Corte Suprema de Brasil decidió este jueves que los órganos de investigación podrán usar datos fiscales y de cuentas bancarias de sospechosos de corrupción sin autorización judicial previa, siempre y cuando provengan de entes oficiales.

En especial, el tribunal estableció que el acceso de organismos de investigación a esas informaciones, en principio secretas y que deberán ser mantenidas bajo sigilo por los fiscales, será permitido en casos de sospechas de corrupción, en los que, como dijo el juez Luiz Fux, es necesario “seguir el camino del dinero”.

La decisión, tomada por ocho votos frente a tres, permitirá liberar la investigación de casi un millar de casos sospechosos, entre ellos uno que salpica al senador Flavio Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, que estaban paralizados por una cautelar.

Según esa medida anulada ahora por el Supremo, los organismos de investigación, como el Ministerio Público, requerían de autorización judicial para usar datos fiscales y bancarios de los sospechosos.

Sin embargo, la mayoría de los magistrados del Supremo consideró que, si se trata de datos que constan en organismos oficiales, la sola sospecha permite que los fiscales de una investigación tengan acceso a esa información sin previa autorización judicial.

Flavio Bolsonaro, el hijo mayor del gobernante y elegido senador por el estado de Río de Janeiro el año pasado, está en la mira de la Fiscalía desde el año pasado por movimientos financieros atípicos identificados en su cuenta bancaria y en las de 74 excolaboradores que tenía en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

En el caso del hijo del mandatario, la investigación comenzó por sospechas sobre movimientos bancarios irregulares de Fabricio Queiroz, un exasesor de Flavio Bolsonaro, detectados por órganos de control fiscal del Ministerio de Economía.

Frente a las sospechas, las informaciones fueron remitidas a la Fiscalía, que de oficio inició una investigación sin pedir antes la autorización de un juez.

De acuerdo con esos datos, por la cuenta bancaria de Queiroz pasaron en el periodo de un año 1,2 millones de reales (hoy unos 280.000 dólares), cifra que contrasta con sus ingresos mensuales, que en la época eran unos 20.000 reales (4.760 dólares).

De acuerdo a las autoridades policiales, el hijo de Bolsonaro, en sus tiempos de diputado de la Asamblea Regional de Río de Janeiro, habría contratado funcionarios “fantasmas” para su gabinete, con la ayuda de Queiroz y mediante dinero público que finalmente se habrían embolsillado y repartido. EFE

%d bloggers like this: