La literatura ilumina un ámbito no contado de la historia, dice Raúl Vallejo

El Diario

Alejandro Prieto

Montevideo, 8 oct (EFE).- El escritor ecuatoriano Raúl Vallejo, galardonado con el premio de la Real Academia Española (RAE) 2018, afirmó hoy en Montevideo que un aspecto clave en el tradicional vínculo entre historia y literatura yace en cómo esta ilumina “un ámbito no contado” de los hechos.

Así lo expresó en una entrevista con Efe el autor de “El perpetuo exiliado” -obra ganadora del premio RAE 2018-, quien participó en el marco de participación en la 41 edición de la Feria Internacional del Libro de Montevideo en un conversatorio sobre la novela y su vínculo con la historia.

Vallejo, que exploró en “El perpetuo exiliado” esa estrecha relación entre lo histórico y lo literario mediante el amor entre el expresidente ecuatoriano José María Velasco Ibarra – quien ejerció como mandatario en cinco ocasiones (1934-1935, 1944-1947, 1952-1956, 1960-1961, 1968-1972)- y la poetisa argentina Corina del Parral (1905-1979), apuntó así que se trata de formas distintas de llevar los hechos al papel.

“A la historia le interesan los hechos, su impacto en la vida social, en la vida política, estudiar lo que significan esos hechos en el momento en que se dieron, en la perspectiva que tuvieron ya hacia el presente”, acotó el escritor.

“A la literatura en cambio le interesa esa parte que no ve la historia que tiene que ver con la vida privada de los personajes, esa cotidianeidad que va construyendo no solamente el espíritu de una época sino del personaje protagonista”, añadió.

Es en ese sentido, para Vallejo, el acercamiento a un personaje histórico desde la literatura aporta nuevos elementos, ya que va en la línea de mostrar un ámbito de la historia que “no está contado”.

“‘El general en su laberinto’ de Gabriel García Márquez habla del último viaje de (Simón) Bolívar y es un viaje que no está documentado pero la ficción logra construir desde hechos fácticos lo que pudo haber sido ese viaje desde Bogotá hasta Santa Marta, que es el viaje final del libertador”, ejemplificó Vallejo.

Y agregó que la literatura se esmera por encontrar “ese elemento subjetivo privado de un personaje público que es capaz de darle una luz distinta”.

El escritor de obras como “Acoso textual” (1999) o “Marilyn en el Caribe” (2015) puntualizó así que si bien a la hora de escribir sobre hechos reales un escritor no se los puede inventar pero sí permitirse subjetividades que un historiador no.

“El historiador no puede entrar a pensar o imaginar la subjetividad del personaje, tiene que ceñirse a los hechos, pero la literatura, respetando los hechos (…) sí puede entrar en esa cotidianeidad y en ese interior”, opinó.

Asimismo, el galardonado el pasado 4 de octubre con el premio RAE por su “reconstrucción meticulosa” de la figura de Velasco Ibarra integrando la crónica histórica y la ficción literaria, indicó que el trabajo de investigación en arte no dista del de las ciencias sociales o “duras”.

En concreto, Vallejo explicó que su novela, que transita por los momentos más oscuros de la vida de Velasco Ibarra (1893-1979), le llevó un proceso de 14 años durante el cual realizó entrevistas a allegados del expresidente y su esposa, viajó a Buenos Aires -donde este se exilió- para explorar hemerotecas y escuchó sus discursos, entre otras tareas.

“Es una investigación muy amplia que creo que hay que hacer para poder escribir una novela que no es histórica en el sentido estricto de lo que se define en el género (…) pero que es una novela de una historia de amor imbricada en 40 años de historia política del país”, concluyó.

Ecuador es el país invitado de honor en la 41 edición de la Feria Internacional del Libro de Montevideo, que va hasta el 14 de octubre y cuenta con un total de más de 200 actividades.

En ese marco, además de Vallejo participan como invitados autores ecuatorianos como María Auxiliadora Balladares, Daniela Alcívar, Andrés Cadena, Raúl Serrano y Abdón Ubidia. EFE