Inicio > Noticias > Internacional > La lucha contra el culto a la persona se cobra su primera víctima en Bolivia

La lucha contra el culto a la persona se cobra su primera víctima en Bolivia

La Paz, 28 ene (EFE).- Un calendario con la imagen de la presidenta interina, Jeanine Áñez, le costó este martes el puesto al responsable de una empresa estatal en Bolivia, por primera vez desde que hace pocos días se implantó en el país una política de lucha contra el culto a la personalidad.

El almanaque de 2020 con las imágenes de Áñez y del director de Vías Bolivia, Félix Sanjinés, fue el detonante para que perdiera el cargo el responsable de esta empresa que administra peajes de carreteras.

“Ha circulado un calendario con mi imagen siendo que hemos prohibido expresamente el uso de mi imagen en ese tipo de propaganda”, dijo la presidenta transitoria durante un discurso en el palacio de Gobierno en La Paz.

“Y ojo que no ha sido solamente en ese tipo de propaganda, por eso es que también emitimos un decreto en contra del culto a la personalidad”, recordó sobre una norma aprobada el pasado 20 de enero, hace poco más de una semana.

Jeanine Áñez aseguró haber “ordenado la destitución inmediata de dicho funcionario que hizo circular ese calendario”.

“No estoy jugando cuando hablo de transparencia”, sentenció la mandataria interina.

Aunque el Ministerio de Obras Públicas afirmó en un comunicado que fue el director quien “renunció al cargo luego de la polémica suscitada”.

Obras Públicas detalló que “el material fue impreso antes del decreto que prohíbe el ‘culto a la imagen’ en ese tipo de publicaciones y no salió de los recursos públicos”.

Al terminar el acto en palacio, el titular interino de esta cartera, Iván Arias, calificó de “error infantil” lo sucedido.

“Fue un error del funcionario, porque esto salió en diciembre, antes del decreto, y gastó de su pecunio, ni siquiera de la plata del Estado”, explicó a los medios.

Sanjinés ordenó retirar el calendario de los puntos en los que fue distribuido, comentó Arias, en referencia a peajes de carreteras, entre otros, aunque ello no le valió para mantener el puesto.

Áñez criticó cuando promulgó el decreto que durante los casi catorce años de Evo Morales en el poder hubo “un vergonzoso culto a la personalidad”, con el que la imagen del entonces presidente se convirtió en “una especie de marca registrada” que se utilizó en “estatuas, pancartas, libros, muros, timbres, sellos postales, pastas dentales”.

El Gobierno interino de Bolivia decidió eliminar símbolos de la etapa de Evo Morales, como la retirada de su nombre de recintos deportivos, de su imagen en distintivos de empresas estatales e incluso de sus estatuas. EFE

%d bloggers like this: